Cómo lavar una almohada de plumas

Descubre cómo lavar almohadas en lavadora, a mano o en seco.

¿Tu almohada está amarilla? Pues si es así, haz llegado al lugar indicado. Te diré cómo lavar almohadas amarillentas de plumas o de latex, en lavadora, a mano o en seco, sin que se deformen. ¿Me acompañas?

Cómo lavar una almohada

Siempre quise saber cómo lavar almohadas amarillentas. ¿Has reparado que la almohada es quizás, el elemento más utilizado de la casa? Pues, sin duda así es. Sin embargo, su lavado no es frecuente, ni tampoco sencillo. Por eso, hoy quiero compartir contigo cómo lavar almohadas de plumas y otros materiales en casa. ¡Acompáñame!

De plumas

¿Te preguntas cómo lavar una almohada de plumas? Cuando te diga cómo hacerlo, te sorprenderás de lo fácil qué es. Seguramente, has estado posponiendo el lavado de tu almohada de plumas, pensando que sería muy difícil. Pues, no es así en absoluto.

  • Retira la funda, en caso que tenga una y lava por separado.
  • Coloca las almohadas de plumas en la lavadora con tu detergente habitual, de ser necesario algún producto blanqueador y media taza de bórax. Eso sí, lávalas separadas de otras ropas.
  • Haz un ciclo completo de lavado con agua caliente y enjuaga muy bien, por lo menos un par de veces.
  • Lleva las almohadas lavadas al secarropas y realiza un ciclo completo de secado, en el modo sólo aire.

¡Listo! ¿Has visto? ¡Es super fácil! Smiley face

De látex

En cambio, si buscas cómo lavar una almohada de látex, en primer lugar, aléjate de la lavadora. Tu almohada de látex no resistirá que la sometas a un ciclo de lavado. Debes limpiarla a mano. ¡Ojo! No la sumerjas en agua. Procede del siguiente modo.

  • Retira la funda de tu almohada de látex.
  • Coloca agua caliente en un recipiente y añade un detergente suave.
  • Humedece un paño o esponja y limpia la almohada frotando las manchas con la misma.
  • Una vez limpia, seca muy bien al aire libre, evitando que le de la luz del sol.

No intentes secarla en la secadora, ya que se deterioraría.

De memory foam

¿No sabes cómo lavar una almohada de memory foam? Pues bien, te diré cómo lavar una almohada inteligente sin que se deforme. Lo primero que tienes que saber es que el lavado debe ser a mano.

  • Llena un recipiente amplio con agua tibia y un detergente suave.
  • Sumerge tu almohada en el mismo, pero previamente retira la funda.
  • Muévela para que el detergente actúe y se quiten las manchas.
  • Enjuaga muy bien.
  • Seca sobre una toalla limpia. Si puedes házlo al sol para asegurarte que se seca completamente, ya que tiende a retener mucha agua.

Viscoelástica

Si sabes cómo lavar una almohada de memory foam, ya sabes cómo lavar una almohada viscoelástica, ya que del mismo tipo de almohadas se trata. Procede tal como te comenté en el apartado anterior y tu almohada viscoelástica volverá a estar como nueva, limpia y sin que se deforme. Sin embargo, no todas las almohadas viscoelásticas admiten el lavado en agua, algunas requieren el lavado en seco. Lee las instrucciones de la misma. Si fuese el caso, actúa como con las de látex.

De microesferas

¿Tienes una almohada de microesferas? ¡Enhorabuena!, son muy cómodas. Te diré cómo lavar almohadas de microesferas. En general, deberás proceder como con las de látex. En caso que en las instrucciones del fabricante, se admita el lavado en lavadora, házlo sólo con agua fría y con un ciclo de lavado para ropa delicada.

Cómo lavar almohadas

En cualquier caso, ya habrás comprobado que si buscas cómo lavar almohadas amarillas, de acuerdo a qué tipo de almohada se trate, tienes al menos tres alternativas:

En lavadora

Una, la que seguramente preferirás es saber cómo lavar una almohada en lavadora. Sin embargo, déjame advertirte que no todas las almohadas admiten dicho tratamiento. Ten en cuenta las instrucciones del fabricante y verifica si está permitido o no. No obstante, si tu almohada es de plumas, es muy probable que no haya inconvenientes en optar por este tipo de lavado, eso sí tomando los debidos recaudos. Incluso si tu almohada es de pluma de ganso.

A mano

En cambio, determinadas almohadas sólo pueden ser lavadas a mano. Si buscas cómo lavar una almohada a mano procede como te explique que debías hacer para lavar almohadas de memory foam. Nunca las dejes en remojo y asegúrate que se han secado muy bien, antes de volver a usarlas. Ten en cuenta que si no admiten la lavadora, mucho menos soportarán la secadora, asi que opta por el secado al aire libre, para que no se dañe.

En seco

Por último, algunas almohadas son en extremo delicadas y sólo pueden ser lavadas en seco. Para saber cómo lavar almohadas en seco procede como si se tratase de una almohada de látex. Lee detenidamente las instrucciones del fabricante por si tuvieses que tener cuidados especiales.

Con qué lavar una almohada

Por otra parte, te preguntarás con qué lavar tus almohadas amarillas no sólo para que vuelvan a quedar blancas, sino también desinfectadas. Pues bien estas son las alternativas que tienes a tu disposición para lavar y blanquear tus almohadas.

Con bicarbonato

¿Quieres saber cómo lavar almohadas con bicarbonato? Pues bien, añade al agua de lavado media taza de bicarbonato de sodio. En caso que las laves en seco, mezcla el bicarbonato con aceite esencial del árbol del té y aplica con un paño sobre las manchas.

Con vinagre

Para lavar almohadas con vinagre, simplemente mezcla vinagre blanco con bicarbonato de sodio por partes iguales y diluye en el agua de lavado, para aprovechar sus propiedades blanqueadoras y desinfectantes.

Cómo lavar y blanquear una almohada en casa

Ahora bien, como ya debes saber existen algunos blanqueadores caseros que te irán de maravillas para lavar y blanquear tus almohadas. A continuación, te brindo más información sobre algunos de ellos.

  • Agua oxigenada. Puedes usar agua oxigenada para lavar tus almohadas en lugar del detergente habitual. Monserrat Sosa te comparte otros 7 usos de este limpiador casero, que quizás no conozcas.
  • Bicarbonato de sodio. Otro efectivo limpiador es el bicarbonato de sodio. Descubrede la mano de Juan Esteban Jorge, cómo el bicarbonato te puede auxiliar no sólo a la ahora de lavar tu almohada, sino en la limpieza de tu hogar en general.
  • Zumo de limón. Por último, no te olvides del limón, el blanqueador natural por excelencia. Si sigues el enlace anterior encontrarás más usos de este clásico limpiador casero.

¿Con qué lavas tus almohadas?

Con detergente

2/0

Con bicarbonato de sodio

0/1

Con agua oxigenada

Con bórax

Con zumo de limón

0/1

¿Qué otro blanqueador casero para almohadas conoces?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cómo lavar una almohada de plumas"

Comenta en Google+