Trucos para cepillar y limpiar a una mascota rebelde

No todos los perros y gatos son iguales

En algunos casos, limpiar y cepillar a una mascota es muy complicado, pues no se dejan o no les gusta. Aquí encontrarás una serie de trucos que te van a venir muy bien para revertir este problema.

No todas las mascotas disfrutan de la limpieza. Si bien algunas pueden verlo como un momento de mimos, otras mas rebeldes pueden hacer lo imposibloe para evitarlo.

El cepillado es muy importante para tu mascota, en primer lugar te ayuda a mantenerlo limpio sin importar el largo de su pelo, aunque no hay dudas que en los largos es mucho más necesario. Además es un momento especial que genera un vínculo especial con tu mejor amigo, ya que genera confianza y le da la atención que tanto le gusta y merece.

Para que esta actividad sea posible es recomendable acostumbrar a tu mascota desde cachorro para que lo tome como algo natural. Con paciencia y cuidado acostúmbralo poco a poco, puede resultar algo complicado al principio, pero con el tiempo verás que fue una muy buena decisión. Si adoptas a un perro de grande podrás hacer lo mismo, aunque puede resultarte más difícil, pero no imposible.

Algunos trucos para cepillar a tu mascota

  • Lo msmo pasa con los gatos, puedes realizarle mimos en tu pancita y cuello mientras los cepillas para que ayudarlos a que se acostumbren al cepillado.
  • Si tu perro o gato tiene el pelo corto es recomendable cepillarlo cada una semana, cuatro o tres días. Si tiene pelo largo debes hacerlo todos lo días para evitar nudos y que la suciedad se instale. Con un cepillado frecuente podrás reducir los baños, esto es particularmente bueno cuando hace frío, así, evitarás que tu mascota corra riesgo de enfermarse, además de pasar un mal rato.
  • Recuerda que en un gato el cepillado podría decirse que es indispensable, ya que así evitarás las clásicas bolas de pelo que pueden hacerle mal a su pancita. Un truco interesante es cepillar a tu perro durante el paseo, en el parque, mientras está distraído con el entorno.
  • Si el asunto está muy complicado prueba con diferentes cepillos, hay unos que vienen como un guante, puede ser un truco interesante para engañarlo.
  • El cepillado debe comenzar por la cabeza, para poco a poco pasar al pelo y las patas. así evitarás que el polvo ensucie partes que ya limpiaste.
  • Si tienes tanto un gato como un perro habrás notado que en determinadas épocas del año, pierden pelo, un cepillado frecuente puede ayudarte a quitar los pelos sueltos y evitar que se dispersen por tu hogar.
Baño de perro

Así que ya sabes, paciencia y prestancia para el cepillado le darán salud y un pelo brillante a tu mascota. Aprovecha este momento único para generar una conexión y confianza únicas.

¿Cada cuánto cepillas a tu mascota?

Gráfico de la encuesta: ¿Cada cuánto cepillas a tu mascota?

Una vez por semana

17/4

Una vez cada dos semanas

5/1

Una vez por mes

6/2

Cuando me acuerdo

7/0

Nunca

5/5

¿Qué método usas?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Trucos para cepillar y limpiar a una mascota rebelde"

Comenta en Google+