Síntomas y tratamiento de la leishmaniasis en los perros

Todo sobre la leishmaniasis cutánea en perros

¿Sabes lo que es la leishmaniasis y cómo afecta a tus perros? Descubre todo sobre esta enfermedad canina, ya sea síntomas y tratamientos, en esta nota.

Qué es la Leishmaniasis en perros

La Leishmaniasis en los perros es una enfermedad grave provocada por parásitos protozoos pertenecientes el género Leishmania, de ahí su nombre. El tipo más común de parásito es el Leshmania infantum y se contagia por medio de las picaduras de mosquitos. Cuando uno de estos insectos pica a un perro infectado, luego lo transmite a otros.

Síntomas de leishmaniasis en perros adultos y cachorros

La Leishmaniosis canina debe ser diagnosticada rápidamente para que su tratamiento sea eficaz. De esta forma no sólo podrás eliminar más rápidamente sus síntomas, sino que también evitar posibles secuelas, como los ataques a órganos vitales o la muerte en los peores casos. Aunque la Leishmaniasis cutánea en los perros no tiene cura actualmente, es posible mejorar notablemente la calidad de vida de tu mascota y reducir por completo los síntomas de Leishmaniasis.

Hay dos tipos de Leishmaniasis: visceral y cutánea. La primera no presenta lesiones en la piel y puede provocar grandes consecuencias, la cutánea sí provoca úlceras y lesiones en la piel, por lo que reconocerla es más sencillo.

  • Generales. El adelgazamiento, mucosas de tono pálido, atrofia muscular, cojera, fiebre, inflamación articular y uñas largas y/o frágiles son algunos de los síntomas generales de la Leishmaniosis. Tu perro también puede sufrir de problemas renales, gastrointestinales y neurológicos.
  • Cutáneos. En casos de la Leishmaniosis cutánea pueden observarse diversos signos, como pelo fino, seco y sin brillo, pérdida de pelo en la zona alrededor de los ojos y las orejas. Dermatosis exfoliativa y ulcerativa. Descamación, engrosamiento, despigmentación y grietas en el hocico y las almohadillas de las patas, vasculitis en las puntas de las orejas. Estos signos son los más comunes, se presentan en el 80% de los perros enfermos.
  • Oculares. Lesiones conjutivales, corneales, palpebrales, de esclera y de la órbita son muy comunes. Además pueden conducir a problemas más graves como un glaucoma o la ceguera.

¿La leishmaniasis en perros es contagiosa?

Ya conoces cómo saber si tu perro tiene Leishmaniosis, pero ¿es esta enfermedad contiagiosa? La Leishmania en los perros se propaga fácil y rápidamente, puede afectar a cualquier raza canina, sin importar su edad. Estos parásitos se reproducen en las células blancas de la sangre de tu mascota, encargadas de mantener sus defensas altas, o sea que son las encargadas de defender el organismo de tu perro de agentes infecciosos.
Es una enfermedad relativamente común, que tiene un período de incubación largo. Esto quiere decir que desde que contrae el parásitos hasta que aparecen los síntomas pueden pasar varios meses. Se la denomina una enfermedad endémica y estacional, por lo que dependiendo de la zona geométrica y el clima, tu mascota tendrá más o menos probabilidad de contraerla. Tu mascota corre mayor riesgo si pasa mucho tiempo a la intemperie, especialmente si es una zona húmeda y calurosa, cuando los mosquitos están más presentes.

Los mismos mosquitos pueden contagiar Leishmaniasis en humanos, sin embargo no es una enfermedad tan grave como en los caninos, aunque puede ser complicada para personas con problemas en su sistema inmunológico, como los que tienen el virus del VIH. No hay pruebas contundentes de que se pueda contagiar entre perros o de perros a humanos.

La prevención de la Leishmaniasis es la mejor forma de evitar complicaciones. Actualmente está disponible la vacuna contra la Leishmaniosis, la cual mejora la resistencia del sistema inmunitario de tu perro. Sin embargo tiene algunos efectos secundarios como inflamación y enrojecimiento de la zona, también apatía, falta de apetito y fiebre, por lo que su uso no está del todo difundido.

Otra de las formas de prevenir esta enfermedad es evitar que tu perro sea picado por insectos, puedes usar pipetas, repelentes y collares con este fin. Si tu mascota duerme afuera pon mosquiteros en su cucha (aunque lo mejor es que duerma adentro del hogar) y evita que pase mucho tiempo al aire libre en épocas de calor y humedad extremos. También es recomendable fumigar los espacios que puedan poblarse de mosquitos y evitar zonas cerca de ríos o húmedas al atardecer, ya que los mosquitos a esa hora tienen mucha actividad.

Tratamiento para Leishmaniasis canina

Una vez hecho el diagnóstico de leishmaniasis por tu veterinario es momento de empezar con el tratamiento, lo antes posible. Al ser una enfermedad crónica, el tratamiento de Leishmaniasis en perros se repetirá a lo largo de su vida. Eso sí, es muy importante no olvidar nunca que la leishmaniasis en perros es una enfermedad crónica y por lo tanto estar alerta de posibles recaídas. Los medicamentos recetados para esta enfermedad son antimoniales pentavalentes como el estibogluconato sódico o cesiastes entre los que se destaca la anfotericina B.

Es un tratamiento largo y se aplica vía oral o por inyecciones, todos se encargarán de mantener a tu perro estable pero no eliminan la enfermedad por completo. Puede durar varias semanas y los fármacos utilizados se aplican mediante inyección o vía oral. Se trata de medicamentos caros que mejorarán la calidad de vida de nuestro perro pero no lo curarán por completo.

Los tratamientos constan de antimoniales pentavalentes: metilglucamina y estibogluconato sódico, cesiastes otros tales como la anfotericina B, la pentamidina y el ketoconazol. Eso sí, es muy importante recordar que la leishmaniasis en perros es una enfermedad crónica y por lo tanto estar alerta de posibles recaídas.

Puden durar varias semanas y los fármacos utilizados se aplican mediante inyección o vía oral. Se trata de medicamentos caros que mejorarán la calidad de vida de nuestro perro pero no lo curarán.

Remedios caseros para aliviar los síntomas

Aunque el tratamiento para la Leishmaniasis siempre debe ser el recetado por un profesional, puedes acompañarlo con remedios caseros para que tu perro sienta alivio instantáneo. No olvides consultar con tu veterinario antes de usar alguno de estos trucos caseros.

  • Bajar la fiebre. Un síntoma común de esta enfermedad es el aumento de la temperatura corporal de tu mascota. Puedes hacerlo sentir mejor refrescando sus patas, manteniéndolo hidratado y con una compresa fría en la barria. Nunca debes bañarlo con agua fría, podría provocar un shock de temperatura.
  • Tratar la dermatitis. La piel de los perros resulta muy afectada por estos parásitos, puedes mejorar su malestar con remedios a base de té de manzanilla, avena y sales de Epsom.
  • Tratar los parásitos. El aloe vera, la vitamina E y el vinagre son otros remedios naturales que también mejorarán la salud de la piel de tu mascota.

¿Sabes si tienen leishmaniasis tus perros?

Si

No

No lo sé

¿Cómo la combates?
IMPORTANTE: La misión de "Síntomas y tratamiento de la leishmaniasis en los perros" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Síntomas y tratamiento de la leishmaniasis en los perros"

Comenta en Google+