Propiedades de los papines andinos

Como patatas, pero pequeñas, de los Andes y con más nutrientes

¡Qué ricos que son los papines o patatines! Y mucho más si provienen del fértil suelo de los Andes. Hay más de 400 variedades y tienen nutrientes riquísimos. Conoce más sobre ellos y aprende a preparar algunas ricas recetas para tenerlos en tu mesa habitualmente.

¿Alguna vez has probado los papines andinos? Son realmente deliciosos y únicos. Únicos, porque hay más de 400 variedades de los mismos. Y, por ende, cada vez que masticas uno, puede estar accediendo a algo completamente diferente de lo que has probado anteriormente. Son, a su vez, una buena fuente de propiedades y una alternativa de fácil uso en la cocina.

¿Qué diferencia hay entre unos papines andinos y una patata común como la que comes todos los días? Por sobre todas las cosas, el suelo en donde fueron cultivados. Mientras una patata estuvo en una tierra "convencional", los papines andinos recibieron la herencia mineral de los Andes.

Hector Navarro, productor de alimentos andinos, nos comentó que "los minerales y nutrientes que tiene el suelo de los Andes es único. Se producen en tierras volcánicas y a 4.000 metros de altura". Es por esto que verás que tienen colores diferentes, formas diversas y sabores llamativos, con respecto a la clásica neutralidad de la patata "común".

Si bien las variedades son muy diferentes entre sí, pues hay muchísimas, los valores nutricionales más o menos corresponden a hablar en general de los patatines andinos.

100 gramos de papines asados o hervidos tienen unas 80 calorías. No aportan cantidades significativas de grasas, pero sí un poco de proteínas, fibra, potasio, vitamina C y también B6. Lo ideal es comerlos con la piel, pues allí se encuentran muchos de sus nutrientes.

Patatines

La recomendación gourmet del experto Hector Navarro

El productor de alimentos andinos recomienda comerlos con cáscara o piel. Su receta favorita consiste en hervirlos al dente durante 8 minutos, aplastarlos un poco y cocerlos hasta dorarlos sobre una plancha caliente o parrilla. Se sirven junto a rúcula salvaje, aceite de oliva, vinagre balsámico y un toque de queso mascarpone.

Ensalada de papines, un clásico que no falla

Cuece los patatines andinos hasta que estén tiernos, pero sin desarmarse. Colócalos sobre la base de una ensaladera y añade una buena variedad de hojas: lombarda, rúcula, espinacas tiernas, lechugas varias. Completa con una buena ración de cubos de croutones de pan tostado y completa con un aliño hecho a base de una cucharada de mayonesa, una de zumo de limón, media de aceite de oliva y una cucharadita de mostaza. Sal, pimienta y a la mesa.

La receta de papines favorita de Innatia

Hierve los patatines durante unos 8 minutos. Aplástalos y dóralos en una sartén o plancha con un chorro de aceite de oliva. Cuando ya estén bien crujientes, añade una buena cantidad de setas cortadas en rebanadas. Shiitake, gírgolas, champiñones, portobellos... Cualquiera irán bien. Mezcla, agrega unas gotas de salsa de soya y sirve con unas semillas de sésamo tostadas por encima.

¿Cómo te gustaría comer los patatines andinos?

Gráfico de la encuesta: ¿Cómo te gustaría comer los patatines andinos?

En ensalada

9/2

Con setas

4/3

Con rúcula salvaje y mascarpone

6/3

Hervidos

3/3

Horneados

13/2

De otra forma

5/2

¡Cuéntanos cómo los preparas!

2 Comentarios en "Propiedades de los papines andinos"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

maruja ...

Exelente la receta, los papines son riquísimas.........

0

7 de oct, 2014 - 00:16:44

Maria Inés ...

quiero saber si una persona que tiene diabetes puede consumirlos en reemplazo de las papas común, gracias.

0

18 de ago, 2015 - 22:37:05

Escribe tu comentario en "Propiedades de los papines andinos"

Comenta en Google+