Cómo sumar las setas shiitake a tu dieta

Un hongo bueno para la inmunidad y mucho más

Si alguna vez pensaste en incorporar las maravillosas setas shiitake a tu vida, no te vayas a perder esta nota, donde encontrarás algunas ideas que te vendrán muy bien para gozar de sus maravillosas propiedades.

Debo confesar que me fascinan las setas en general, y las shiitake en particular. Más allá de ser tremendamente benéficas (aportan fibra, vitaminas, son anti cancerígenas y ayudan al sistema inmune a estar bien fuerte, entre otras cosas), su sabor y su textura es realmente único.

A algunos les puede recordar a pollo, o a algún marisco en su textura. Su sabor es cautivante, único, con ese gusto terroso, levemente agresivo que tienen las setas, pero sin llegar a ser demasiado fuerte. Sin duda alguna, es algo que no deberías pasar por alto en tu alimentación diaria. Y por eso te voy a ayudar a que las disfrutes, aprovechando así su sabor y sus propiedades.

Frescas o secas, da igual

Se pueden usar frescas o secas. En mi caso, generalmente como los shiitake secos. Los compro así en alguna tienda de productos naturales, porque es bastante complicado de conseguir, al menos en mis cercanías, los shiitakes frescos. Pero, obviamente, si tuviera esa oportunidad ni lo dudaría.

Cuando los consigo frescos, me encanta preparar un ceviche de setas. Los cortas crudos en cubos y los mezclas con algunas otras setas de igual forma: gírgolas y portobellos van de maravillas. Añades cebolla morada cortada en pluma, zumo de lima o limón, cilantro picado, un poco de chile (o tu picante favorito) y un toque de sal. Las dejas marinar unos 20 minutos y está listo para comer.

También van de maravillas para salteados. Con alguna cebolleta picada, aceite de oliva y para acompañar un poco de arroz o pasta, van excelente. O simplemente con lo que se te ocurra. Recuerda que reemplazan muy bien la carne, por eso acompáñalos mejor con vegetales como zanahoria, berenjena, calabacín, brócoli... Las opciones son casi ilimitadas.

Si no queda otra que usar los secos, siempre los dejo en remojo con un tiempo prudencial de maniobra. Unas dos o tres horas antes de su uso es suficiente y a veces ni siquiera hace falta que el agua esté caliente. No me gusta remojarlos en vino, pues su sabor es muy fuerte para una seta tan delicada, siendo una de las representantes del tan mentado sabor umami. Uso agua a temperatura ambiente o algún té. Si te atreves a darle un sabor ahumado, no le esquives al lapsang souchong.

Una vez que están tiernas, su uso no varía en absoluto con respecto a las frescas y quedan hasta bastante similares. La verdad, son exquisitas en cualquiera de las dos formas. Y si justo las consigues en alguna oferta, aprovecha a prepararlas en conserva, que son un bocado de los dioses.

setas

Para esto te sirve comer shiitakes

Aportan gran cantidad de potasio, además de ofrecerte vitamina D, fibra, proteínas, magnesio, calcio y más. Además, aportan tan sólo 30 calorías cada 100 gramos. Son consideradas cardioprotectoras, buenas para las defensas, anti cancerígenas, entre otras propiedades medicinales. Realmente, cierra por todos lados aprovechar los beneficios de estas maravillosas setas.

¿Cómo te gustan las setas shiitake?

Gráfico de la encuesta: ¿Cómo te gustan las setas shiitake?

En ensaladas

5/0

Salteados

9/1

En conserva

2/2

Frescos

4/0

En salsas

6/0

De cualquier forma

2/0

¿Qué otra seta u hongo comes habitualmente?

1 Comentario en "Cómo sumar las setas shiitake a tu dieta"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Francy ...

Son anti cancerígenas tengo un hermano q tiene cáncer de pulmón

0

24 de ene, 2015 - 17:45:39

Escribe tu comentario en "Cómo sumar las setas shiitake a tu dieta"

Comenta en Google+