Cápsulas de aceite de menta: beneficios terapéuticos y consumo

Un suplemento con gran potencial curativo

¿Buscas un suplemento alimenticio de agradable sabor? Las cápsulas de aceite de menta pueden ser tu solución. Te ayudarán a mantener tu cuerpo sano, previniendo enfermedades. Descubre cómo consumirlas y todos sus beneficios curativos, en este artículo. ¡No te lo pierdas!

El aceite de menta se deriva de las hojas de la Menta piperita, una de las hierbas más antiguas utilizadas con fines medicinales en diferentes culturas. Una de las formas más eficaces en que puedes obtener los poderes curativos de esta planta aromática es a través de su aceite esencial.

Para facilitar su consumo, se ha comenzado a utilizar el formato de cápsulas. Gracias a diferentes investigaciones científicas se ha podido conocer que las cápsulas de aceite de menta poseen numerosos beneficios medicinales que pueden serte de gran ayuda para la salud.

¿Quieres conocerlos? Toma nota de la siguiente lista.

Beneficios terapéuticos de las cápsulas de aceite de menta

En el aceite esencial de menta se han descubierto dos componentes activos que son los principales responsables de sus propiedades curativas: el mentol y la mentona. También posee otros compuestos como el acetato de mentilo, el cineol, limoneno, beta-pineno y beta-cariofileno.

El aceite de menta es:

  • Antimicrobiano
  • Antiinflamatorio
  • Antiprurítico
  • Astringente
  • Antiséptico
  • Digestivo

Pueden ayudarte a:

  • Mejorar problemas de digestión. Sobre todo la indigestión, un mal que quizás sufras comúnmente. Los síntomas de indigestión, por lo general se manifiestan después de una comida pesada, e incluyen náuseas y flatulencias. La menta puede serte de gran ayuda, ya que estimula la producción de bilis, ayudando de esta manera a que la descomposición de las grasas de los alimentos que has consumido se realice efectivamente.
  • Aliviar la distensión abdominal. Los gases que quedan alojados en los intestinos debido a indigestiones, provocan inflamación abdominal. Afortunadamente, el aceite de menta puede ayudarte a expulsar los gases con facilidad.
  • Mejorar los síntomas del síndrome de colon irritable. Estudios científicos realizados recientemente, han demostrado que el consumo habitual de este aceite medicinal puede ayudarte a reducir los síntomas molestos de esta afección, como el dolor abdominal, la diarrea y el estreñimiento.
  • Aliviar el dolor de cabeza y congestión la nasal. Sobre todo el mentol, tiene la capacidad de abrirte las vías respiratorias.
  • Reducir el apetito. El aroma de la menta te hará sentirte lleno por más tiempo, ayudándote a que consumas menos cantidad de alimentos y por ende bajes de peso o lo mantengas.
  • Aliviar el dolor de muelas. Hacer gárgaras con aceite de menta te dará gran alivio si sufres de dolor de muelas.
  • Eliminar el mal aliento. Puedes usar el aceite de menta como enjuague bucal. Te ayudará a mantener el aliento fresco por más tiempo.

A estas alturas, me imagino que ya debes de estar preguntándote cómo puedes hacer para comenzar a consumir este aceite con tantos beneficios para tu salud. ¡No te inquietes! Fíjate en los próximos consejos.

Menta

Consumo de cápsulas de aceite de menta

Como te decía con anterioridad, para que sea más fácil de consumir el aceite de menta, se ha adoptado a las cápsulas como forma de envasarlo, dándole de esta manera mayor practicidad a este suplemento. Se recomienda consumirlas dos veces al día, por un período prolongado de tiempo para obtener sus beneficios curativos.

Ten en cuenta que sus efectos podrás notarlos al cabo de algunas semanas de consumo diario, no de forma inmediata. Su consumo es seguro, pero de todas formas puede causarte efectos secundarios leves como náuseas o reacciones alérgicas en la piel.

A las cápsulas de aceite de menta puedes encontrarlas a la venta en farmacias o tiendas de macrobióticas, herbolarios y mismo en algunos supermercados. Además, en los últimos tiempos están siendo comercializadas a través de internet.

Otros suplementos naturales beneficiosos para el organismo

Si por alguna razón se te dificulta conseguir cápsulas de aceite de menta, ten presente que existe una gran variedad de suplementos alimenticios de gran eficacia que te ayudarán también a mantener tu cuerpo sano. Te recomiendo des un vistazo a los que conforman la siguiente lista.

  • Cápsulas de aceite de chía. Vas a conocer el potencial curativo de la chía, que hacen de este suplemento gracias a su gran contenido en ácidos grasos omega 3, un excelente remedio natural para prevenir enfermedades del corazón.
  • La coenzima Q10. Esta sustancia natural presente en tu cuerpo, se deteriora con el paso del tiempo. Al consumirla en forma de suplemento alimenticio, puede darte más energía y vigor para enfrentar las actividades diarias ya que tiene la capacidad de tonificar y estimular el movimiento muscular.
  • El cloruro de magnesio. Vas a conocer por qué este suplemento alimenticio es el más indicado para que mantengas los niveles necesarios de magnesio en tu cuerpo, ya que la deficiencia de este mineral puede provocarte numerosas enfermedades.
  • La poderosa glucosamina. Es una sustancia que se produce naturalmente en tu cuerpo y que está presente en el líquido que rodea las articulaciones. Por esta razón, es que su consumo diario como suplemento, puede ayudarte a aliviar los dolores articulares provocados por la artritis o la artrosis.

¿Cada cuánto tiempo consumes suplementos alimenticios?

A diario

4/1

Cada un mes

Cada tres meses

0/1

Cada seis meses

Cada un año

2/0

¿Cuál es el que te ha dado mejores resultados?
IMPORTANTE: La misión de "Cápsulas de aceite de menta: beneficios terapéuticos y consumo" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cápsulas de aceite de menta: beneficios terapéuticos y consumo"

Comenta en Google+