¿Cómo preparar las chirivías?

Un alimento muy rico en sabor y en propiedades

Las chirivías son un vegetal bastante popular en el hemisferio norte, donde se suelen preparar de maneras realmente diversas. ¿Sabes cómo utilizar estas ricas raíces en tu dieta? Lee esta nota y lo descubrirás.

Las chirivías son un vegetal muy popular el hemisferio norte, que tienen una apariencia similar a la zanahoria, pero de un color más blanquecino. Su sabor también podría aproximarse al del clásico tubérculo anaranjando. Y usarlos en la cocina es todo un deleite para la cocina, sobre todo cuando aparecen en el mercado en su mejor versión.

Básicamente, las fabulosas chirivías pueden usarse como cualquier otro vegetal de raíz en forma de tubérculo. Es decir, como una patata, una zanahoria, un boniato o un salsifí. Se hierve, se hornea, se hace puré con esa y muchas otras cosas más. Es cuestión de buscarle la vuelta y aprovechar este vegetal, que siempre conviene elegir cuando está en tamaño mediano o pequeño y que suele tener en invierno su mejor desarrollo.

Tres excelentes recetas para aprovechar tus chirivías

  • Puré de patatas y chirivías. Hierve las patatas y chirivías hasta que estén bien tiernas. Písalas y añade mantequilla, leche, sal, pimienta y alguna hierba de tu preferencia. Con perejil y tomillo quedará de diez. Si quieres hacerlo en otra versión más light y vegana, reemplaza la mantequilla por aceite de oliva y la leche por un chorro de agua. Quedará delicioso de cualquier forma.
  • Chirivías asadas. Una genial manera de preparar las chirivías es hornéandolas. Puedes ponerlas enteras, siempre eligiendo algunas bien pequeñas, durante 45-1 hora, hasta que estén bien doradas. No necesitarás más que sal, aceite de oliva y alguna hierba, que puede ser romero, para dar un poco más de sabor.
  • Sopa de chirivías. Corta una cebolleta o puerro en láminas y colócalos a sudar en una cacerola con aceite de oliva. Añade las chirivías cortadas en trozos. Deja cocinar unos 5 minutos para que tomen sabor, con un poco de sal y pimienta. Agrega caldo de verduras, cocina hasta que estén tiernas y procesa con la trituradora, incorporando un poquito de nata, si te apetece, para que quede más cremosa.
Chirivia

Ahora sí, no tienes más excusas para empezar a usar esas deliciosas chirivías en tu dieta de todos los días. Con estas tres recetas tienes un punto de partida fabuloso para disfrutarlas sin tregua. ¡No te las pierdas!

¿Cuál de estas recetas con chirivias vas a preparar?

Sopa de chirivias

1/0

Chirivias horneadas

1/0

Puré de patatas y chirivias

1/0

Todas

3/0

¿Cuál otra agregarías?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "¿Cómo preparar las chirivías?"

Comenta en Google+