Propiedades aromáticas de las semillas de mostaza

Usos de la mostaza como especia en la cocina

La mostaza es una de las más populares especias que existen en la cocina, aunque siempre suele consumirse en forma de salsa. Sus semillas pueden emplearse de diferentes maneras, ofreciendo texturas y aromas muy particulares a los platos que la integran.

La mostaza es, quizás, uno de los aderezos más empleados para todo tipo de comidas. Se emplea para condimentar desde una salchicha, hasta para dotar de más sabor a una salsa. Lo cierto es que toda la esencia proviene de las semillas de esta planta, de poderosas propiedades aromáticas.

Empleadas desde tiempos remotos (algunos creen que los romanos fueron los primeros en utilizarlas, macerando las semillas con un fermentado de uvas), su uso fue prácticamente ininterrumpido desde larga data. Hoy por hoy, puede encontrársela en diferentes variedades, formatos y combinaciones con otras especias.

Generalmente, se emplean las semillas de mostaza para darle textura crujiente a algunos platos, además de su correspondiente picante y tonos cercanos a los frutos secos. Para esto, suele tostársela previamente con un poco de aceite en una sartén tapada, ya que "explotan" como si fueran palomitas de maíz.

Por supuesto, en los platos se la utiliza de maneras muy diversas. La salsa de mostaza es quizás la versión más difundida, y sirve tanto para condimentar una carne como para aliñar una ensalada. Pero también puede formar parte, por ejemplo, una salsa o macerado como el del pollo al jengibre.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Propiedades aromáticas de las semillas de mostaza"

Comenta en Google+