¿Cómo empezar a cortar un jamón en casa?

Todo lo que necesitas saber para cortar un jamón a cuchillo correctamente, de principio a fin, para consumo lento

¿Buscas cómo empezar a cortar un jamón correctamente en casa? Pues si es así, has llegado al lugar indicado. Te diré todo lo que necesitas saber para cortar un jamón a cuchillo, de principio a fin, para consumo lento. ¡Acompáñame!

¿Cómo cortar un jamón?

¿Te preguntas cómo cortar un jamón ibérico o tienes uno serrano entre manos? Smiley face En cualquier caso, antes de empezar a cortar un jamón a cuchillo en casa, deberás tener en cuenta un par de recomendaciones. Ten en cuenta, que si bien el jamón puede cortarse a máquina, para que no pierda su aroma y sabor se recomienda cortarlo a cuchillo. De tal modo, podrás hacer el corte del jamón correctamente.

Consejos para el corte

  • ¿Por dónde empezar un jamón? La primera cuestión a resolver es por dónde se empieza a cortar un jamón. ¿Por qué? Pues bien necesitas saber por dónde abrir un jamón en especial, si lo emplearás para consumo lento, ya que de ello dependerá la segunda cuestión a resolver: cómo colocarlo en el jamonero.
  • ¿Cómo colocar el jamón en el jamonero? En efecto, no es lo mismo si lo colocas con la pezuña hacia arriba, que si lo colocas hacia abajo. Esto no sólo tiene que ver con cómo se empieza un jamón, sino también con que se mantenga firme, para que sea posible un mejor corte del jamón.

Si bien esto es importante siempre que te propongas cortar correctamente el jamón de principio a fin, para aprovecharlo al máximo, cobra fundamental importancia, cuando lo quieres para consumo lento, ya que de tal modo, aseguras una buena conservación.

Utensilios necesarios

Para cortar un jamón ibérico o serrano vas a necesitar:

  • Un cuchillo ancho para descuartizar el jamón
  • Un cuchillo corto para separar la carne de los huesos
  • Un cuchillo jamonero, largo y flexible para cortar el jamón
  • Un jamonero o portajamón para sujetar el jamón mientras lo cortas.
  • Un afilador, para mantener los cuchillos con filo, fundamental para un buen corte.
  • Una pinza, para retirar las lonchas de jamón.

Paso a paso

  • Coloca el jamón en el jamonero o portajamón con la pezuña hacia arriba, la maza hacia tí y la contra maza hacia abajo. Asegúrate que el jamón esté bien sujeto y firme antes de dar el primer corte. Aprovecha este momento para observar el jamón y ubicar cada una de sus partes, así sabrás más tarde, de que te estoy hablando. La maza es la parte central y más ancha, el codillo es la parte más angosta y fibrosa que está entre la pezuña y la maza y la punta es el extremo opuesto a la pezuña.
  • Marca un corte con el cuchillo ancho, a dos centímetros por debajo del hueso y a continuación une ambos extremos del corte con el cuchillo corto.
  • Haz una cuña en el jamón y retira la primer loncha. Para ello sírvete de la pinza. Recuerda que es importante cortar el jamón siempre en paralelo al eje central que va desde la pezuña hasta la punta. La dirección del corte siempre debe ir hacia tí.
  • Toma el cuchillo corto y separa la carne del hueso cuando te encuentres con el hueso de la cadera. Ten en cuenta que para que las lonchas de jamón esté cortadas correctamente, deben tener una longitud del ancho de la pieza, un ancho de 3 o 4 centímetros y ser muy finas de espesor.
  • Sigue cortando del mismo modo hasta que aparezca otro hueso. En tal caso, toma el cuchillo corto y separa la carne como ya lo has hecho.
  • Da vuelta el jamón cuando ya no puedas seguir de este lado y continúa cortando la contramaza del mismo modo que has hecho con la maza. Cuando aparezcan los huesos, echa mano del cuchillo corto para aprovechar toda la carne de tu jamón de principio a fin.

Por último, podrás sacar unos taquitos pequeños pero muy sabrosos ya que están pegados al hueso, que puedes emplear para cocinar. Los huesos aprovéchalos para dar sabor a un rico caldo.

Si no vas a cortar todo el jamón porque vas a hacer un consumo lento del mismo, no olvides protegerlo, cubriéndolo con un poco de tocino que habrás retirado del mismo jamón.

Recetas con jamón

Una vez que hayas cortado tu jamón, además de disfrutarlo recién cortado, quizás te interese saber cómo utilizarlo para cocinar deliciosos platillos. A continuación encontrarás algunas recetas que te van a gustar.

  • Sopa con arvejas. Una exquisita receta de sopa a base de arvejas, jamón y queso parmesano, acompañada con cubos de pan tostado o frito. Un verdadero manjar.
  • Con alcachofas. Dos alimentos que realzan cualquier comida, juntos son una combinación imperdible con la que podrás agasaar a los paladares más exigentes.
  • Con patatas y chorizo. Por último, te comparto una receta con patatas y chorizo más convencional, pero no por ello menos sabrosa. Esta sencilla receta te permite tener en pocos minutos un plato completo y muy rico.

¿Qué tipo de jamón vas a cortar?

Ibérico

Serrano

2/0

¿Cortarás tu jamón de principio a fin o para consumo lento?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "¿Cómo empezar a cortar un jamón en casa?"

Comenta en Google+