Cómo deshidratar en el horno

Deshidratar para conservar los alimentos

Al deshidratar los alimentos, en cierta forma los estás conservando. Por esta misma razón, aprender a deshidratar al horno es una gran forma de poder llevar la vida útil de esos productos un poco más allá en el tiempo. Aquí podrás aprender a hacerlo.

Tomates deshidratados El método de deshidratar los alimentos es cada vez más empleado, ya que permite que los vegetales tengan otra textura y conserven todas sus propiedades. Cabe aclarar que los mismos no pierden calorías sino agua, lo que permite que se puedan conservar por más tiempo ya que los microorganismos que descomponen los alimentos no pueden desarrollarse sin agua. Así, pueden consumirse hasta fuera de temporada, por ende la deshidratación se convierte en un interesante método de conservación.

El modo más simple de hacerlo es con un deshidratador, ya que el mismo mantiene la temperatura perfecta adecuada para extraer el agua de frutas y verduras. Pero son costosos y encima solo tiene dicha utilidad.

Por suerte, puedes probar con esta alternativa de deshidratar en tu horno hogareño:
  • Para esto debes comprar las frutas o vegetales ni muy maduros, ni muy verdes, sin golpes ni partes feas, lavarlos y desinfectarlos muy bien.
  • Luego debes cortarlos en rebanadas delgadas, de unos 2, 3 milímetros, no deben tocarse entre sí.
  • Colócalos en una plancha para horno, cubierta con papel encerado.
  • Una de los datos más importantes que debes tener en cuenta es la temperatura del horno, debe ser de unos 60 grados, o el mínimo que del horno que tengas en tu hogar. Déjalas con la puerta un poco abierta para que salga el vapor, entre unas 4 y 6 horas, dependiendo del agua que contenga la fruta o vegetal que estés deshidratando.
  • Al pasar este tiempo sácalas del horno, déjalas enfriar y consérvalas en un frasco o bolsa térmica, también puedes guardalos en los frascos con aceite de oliva aromatizado.
  • No olvides etiquetarlos con la fecha en que fue deshidratado.
  • Para luego consumirlos déjalos en remojo por algunas horas,
  • Puedes probar esta receta de tomates secos o de naranjas deshidratadas. dependiendo de la preparación que vayas a realizar.
Esta no es la única opción, el sol también puede ayudarte

Otra opción interesante -y tradicional- a la hora de deshidratar es el método solar. Este, por ejemplo, suele ser muy empleado con los tomates: córtalos por la mitad, espolvorea con un poco de sal y colócalos sobre una rejilla al sol durante el día, recógelos durante la noche para evitar la humedad de esta parte del día. Es un proceso mucho más largo que con el horno, ya que lleva entre unas dos y tres semanas; otra contra es que al estar al aire libre quedan expuestos a insectos y larvas que se forman por el calor y la humedad, además de la contaminación propia del ambiente.

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar
Juan Esteban Jorge


Amante de la gastronomía, bebedor empedernido de té verde y especialista en remedios caseros. Podrás leer mis artículos en toda la red de Innatia.

Sígueme en Google+


3 Comentarios en "Cómo deshidratar en el horno"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

¡Cargando los comentarios!
luchin1804

un dato nuevo q acabo de conocer, gracias por lo q enseñan

ELIZABETH

para deshidratar frutas, y consumir, cuando no sea la epoca


Escribe tu comentario en "Cómo deshidratar en el horno"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://www.innatia.com/s/c-como-conservar-alimentos/a-como-deshidratar-en-el-horno-9418.html