Cómo elegir y conservar las escarolas

Cómo escoger las escarolas

Las escarolas son una de esas verduras de hojas verdes que suele ponerse fea con facilidad. Por eso mismo, nada mejor que escogerlas en su punto exacto y aprovecharlas de inmediato. De todos modos, aquí tendrás una serie de consejos que pueden resultarte de mucha utilidad para que estén en plenas condiciones.

Cuando te encuentres en el mercado y tengas que escoger escarolas, recuerda decantarte por aquellas que muestren sus hojas bien frescas, firmes, tiernas y con un color verde saludable. Aquellas que ya estén algo marchitas, con tintes amarillentos y pardos no te servirán para tu cometido.

La escarola, al igual que la gran mayoría de verduras de hojas verdes, no tiene un tiempo de vida garantizado y se marchita con facilidad. Por eso mismo, escógelas bien frescas y consúmelas lo más rápido posible para aprovecharlas en todo su esplendor.

Lo mejor que puedes hacer es guardar las escarolas en el refrigerador, en una bolsa plástica agujereada. Recuerda no lavarlas, ya que esto facilitará que sus hojas de pongan marchitas con mayor rápidez.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cómo elegir y conservar las escarolas"

Comenta en Google+