Cómo te ayuda la musicoterapia para la meditación

Una conexión espiritual muy fuerte

¿Quieres probar la musicoterapia para conectarte con la meditación? Pues no es una mala idea, en absoluto. Sólo tienes que seguir estas recomendaciones para lograrlo.

La música es fabulosa, hay de todos los estilos y para todos los gustos. Y ya de por sí es un tipo de terapia, tanto si la escuchas, bailas o si la tocas. Gracias a esta propiedad innata de la música se desarrolló la musicoterapia.

Esta terapia afecta tanto al cuerpo como la mente y puede ser parte de un tratamiento para algunas enfermedades. Esto se debe a que hay mecanismos a nivel cerebral que se activan por los sonidos musicales y puede aplicarse tanto en la vida cotidiana como en enfermedades físicas y mentales. La música produce una serie de efectos en los neurotransmisores y hormonas que generan sensaciones.

La aplicaciones de la musicoterapia son amplias y puede ser desarrollada por cualquier persona, embarazadas, niños, jóvenes, adultos. Esta terapia tan particular, altera el ritmo cardíaco, respiratorio y también la tensión muscular.

También puede ayudar a disminuir dolores, ayuda a que algunas personas logren expresarse y exponer sus problemas más libremente. Agudiza la percepción auditiva y táctil, además de incrementar la coordinación motriz… y los beneficios siguen. Pero en este artículo la idea es concentrarse en su aplicación en la meditación.

¿Cómo debes usar la música para meditar?

Muchas veces la meditación está relacionada al silencio, que ayuda a despejar la mente, pero no es una parte obligada. Hay muchos sonidos y músicas que ayudan a lograr un estado de meditación especial. De por sí, una canción de ritmo tranquilo y relajado puede ayudarte a tranquilizarte tanto si la escuchas, bailar, compones o tocas.

Pero esta conexión va más allá, tiene un sentido espiritual y una relación directa con tus emociones. Por esto que es que debe ser utilizada con cuidado, ya que puede llegar muy profundo y sacar afuera sentimientos negativos o no deseados. Por esta razón es que la musicoterapia es estudiada como una carrera.

Pero la musicoterapia no es sólo la música, también requiere la predisposición del paciente para silenciar la mente y liberarla, eliminando algo llamado “ruido psicológico”, que son todos esos pensamientos que tienes en tu cabeza durante el día, aunque a veces no les prestes atención.

La respiración es indispensable para lograr este estado mental. La misma debe ser regular, calmante y energizante. El canto y la tonificación de la voz son otros factores que ayudan a que la musicoterapia sea efectiva. Todos estas herramientas y la música son parte de un intercambio permanente y dependen una de la otra para lograr una terapia efectiva y un estado de meditación pleno.
La músicoterapia, sus herramientas y la meditación van de la mano. Todas buscan lo mismo: liberar la mente y lograr aliviar tus problemas. Por lo tanto trabajan bien juntas.

La música tranquila, los sonidos naturales (de animales, viento, agua) y algunos instrumentos orientales (llamadores, cuencos y címbalos de mano tibetanos) son los ideales para meditar. Esto se debe a los tonos y notas particulares que activan determinados mecanismos del cerebro que ayudan a que tu cuerpo y mente a alcanzar un estado especial, de relajación.

¿Qué prefieres para meditar? ¿Música o silencio?

Gráfico de la encuesta: ¿Qué prefieres para meditar? ¿Música o silencio?

Silencio

1/3

Musica

7/1

A veces uno, a veces otro

7/0

No medito

¿Qué opinas de la musicoterapia?

1 Comentario en "Cómo te ayuda la musicoterapia para la meditación"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

alejansra ...

Quiero probar sobre la musicoterapia, debe ser muy beneficioso para el alma y el cuerpo.

0

27 de ago, 2015 - 14:01:31

Escribe tu comentario en "Cómo te ayuda la musicoterapia para la meditación"

Comenta en Google+