Alternativas para que los niños dejen los refrescos

No tienen por qué hincharse con bebidas que sólo les hacen mal

Los refrescos suelen ser muy solicitados por los niños, sus altos niveles de azúcar y sabor artificial les gustan mucho, y si bien pueden ser un gusto que se les da cada tanto, su uso cotidiana puede traer graves consecuencias a la salud. El truco está en inculcarles hábitos saludables como estos.

Los refrescos no son nada más que un hábito adquirido y nada saludable que muchas veces es difícil de evitar, ya que contienen azúcares que lo hacen adictivos, aumentan el riesgo de sufrir caries, obesidad y osteoporosis, además no aportan nutrientes, sino que contienen calorías vacías, para colmo no cumplen con su función principal que es la de hidratar, en comparación al agua o cualquier zumo natural. Por todas estas razones y otras más lo mejor es suspender su consumo o reducirlo lo máximo posible. Y principalmente en tus niños.

Aquí tienes algunas buenas opciones saludables para que tus hijos reemplacen los refrescos:

Zumo de fresas

A los niños la comida les entra por lo ojos, mucho más que a los mayores, con este zumo de fresas de color rosa intenso lon convencerás de que lo natural también puede ser delicioso y divertido.

Ingredientes:

  • Diez-doce fresas (la cantidad depende del tamaño)
  • Leche (vegetal o de vaca)
  • Una cucharada de miel (puede ser de ágave, de abeja o sirope de arce)
  • Zumo de dos naranjas

Preparación:

No tienes más que licuar todos los ingredientes hasta que se integren y disfrutarlo con los más pequeños.

Agua gasificada o carbonatada:

Muchas veces lo atrayente de los refrescos es su efervescencia, puedes suplantarlos por un hábito mucho más saludable e hidratante, el agua gasificada. Esta opción tiene las mismas propiedades que el agua, no tiene calorías, brinda saciedad y depura el organismo. Otro de sus beneficios es el precio, el agua, ya sea sin gas o carbonatada siempre es más económica que cualquier refresco.

Bebida refrescante de cerezas

Esta combinación de cerezas o cualquier fruto rojo que consigas, con agua gasificada y hielo es ideal para el calor de verano, especialmente esos días al aire libre en el parque. Además es light, deliciosa y refrescante.

Limonada

La limonada es una bebida clásica y es una opción ideal para suplantar los refrescos sabor lima-limón. Es refrescante y fácil de preparar, si bien en la receta original se utilizan altas cantidades de azúcar, puedes suplantarla por opciones más saludables como la stevia.

Ingredientes (para 8 vasos/una jarra):

Preparación:

Exprime los limones, licúa con el agua y azúcar o stevia. Pasa el líquido a una jarra con cubos de hielo y disfruta.

Batido

Recuerda que estas recetas es tan sólo ideas y puedes modificarlas de acuerdo a lo que tengas en tu hogar o los gustos de los niños.

¿Dejas que tus hijos beban refrescos?

Gráfico de la encuesta: ¿Dejas que tus hijos beban refrescos?

Si

7/4

No

1/5

A veces

8/1

¿Qué te parece esto?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Alternativas para que los niños dejen los refrescos"

Comenta en Google+