Las bebidas deportivas, lejos de ser saludables

Con alto contenido de azúcar y consumidas sin necesidad

¿Sabías que las bebidas deportivas son ricas en azúcar y, muchas veces, se consumen sin necesidad? En esta nota encontrarás algunas claves al respecto de estos líquidos que quizás no sean tan necesarios como se piensa.

¿Te has preguntado alguna vez si es necesario consumir bebidas deportivas cuando realizas esfuerzo físico? ¿O hasta incluso eres de aquellos que toman estas preparaciones sin siquiera levantarte de tu sofá? Sea cual sea tu caso, deberías conocer primero algunas cuestiones que tienen que ver con estas bebidas, porque, mal usadas, pueden ser poco saludables.

Uno de los problemas más habituales que tienen las bebidas deportivas es que la gente las bebe sin realizar esfuerzos deportivos, ni siquiera físicos. Y estas han sido diseñadas para darle al cuerpo una hidratación y contenido de minerales necesarios para la realización de una práctica aeróbica intensa. Por ende, el cuerpo está recibiendo nutrientes que no se necesitan.

En segundo lugar, las bebidas isotónicas tienen contenido de azúcar y llegan a poseer hasta 200 calorías por cada botella. Esto es algo lógico si se practica algún esfuerzo físico, ya que ayuda a reponer energías. Pero, ¿es necesario consumir estas calorías y tanto azúcar si vas a estar sentado en tu sillón mirando televisión?

Después, incluso entra en vigencia la gran discusión de fondo: ¿es necesario consumir esta clase de bebidas cuando se realiza deporte o es sencillamente una necesidad generada por la poderosa industria de alimentos y bebidas?

Aquí, las opiniones van variando. Wendy Martinson, una nutricionista en deportes, señala que "el agua generalmente es hidratación suficiente para prácticas menores. Pero quizás una bebida isotónica sea necesaria cuando se hace más de una hora de ejercicio".

Pero incluso Nick Morgan, un importante personal de una empresa de bebidas de estas características, se encarga de señalar que "si has tenido una comida alta en carbohidratos tres o cuatro horas antes de la práctica deportiva, probablemente no necesites una bebida como estas".

Por eso mismo, más que nunca, la elección parece una cuestión personal. Eso sí: sólo si la acompañas con deporte. Y nunca te olvides de su contenido de azúcar, razón por lo cual trata de escoger alguna reducida o libre de ella. O, por qué no, atrévete a preparar una bebida isotónica casera.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Las bebidas deportivas, lejos de ser saludables"

Comenta en Google+