Comer sano en vacaciones

Dieta balanceada para la salud durante todo el año

Podemos ser tentados a abandonar la alimentación sana en vacaciones. Aunque a veces nos esforcemos para no perder los buenos hábitos, es fácil olvidarlos y comprar un cono de helado aquí y allá. Sin embargo, hay maneras de vigilar lo que comemos en vacaciones.

Comer sano en vacaciones Es más fácil en esta época de vacaciones consumir menos calorías o comidas livianas, que en otras estaciones no tan calurosas.
  • Si eliges entonces hacer un viaje en vacaciones, conduciendo tú mismo a tu destino, la búsqueda de alimentos sanos puede ser un poco más complicada. En vez de simplemente confiar en los alimentos grasientos que encuentras en tu camino, ya sea comida rápida u otro para tu nutrición, puedes optar por llevar tú algunos alimentos nutritivos en una conservadora o en algún otro recipiente fresco.
  • Frutas y verduras, galletas, yogur y demás lácteos, y emparedados o pequeños sandwiches, son excelentes opciones para tener contigo en el camino.
  • Si te hospedas en un hotel, un buen consejo es no prestarle atención al mini bar, ya que puede resultar una verdadera tentación. Si tu hotel ofrece un desayuno puedes escoger frutas, cereales, y proteínas.
  • Si tu habitación tiene una cocina o microondas, también puedes considerar llevar tu propio alimento sano contigo.
  • Si eliges comer simplemente fuera, hazlo solamente cuando tengas hambre y en forma equilibrada. Los restaurantes sirven generalmente grandes porciones, asegúrate de comer sólo lo que necesites y no abuses en la cantidad.
  • También recuerda que si consideras que 4 comidas al día te resulta poco, puedes consumir pequeñas porciones de otro alimento como colación, ya que si gastas mucha energía, necesitarás el alimento y además, eso ayudará a que llegues a la próxima comida con menos hambre y comas lo que realmente necesitas.
  • Por eso, recuerda no saltearte ninguna comida, pero pone menos dedicación a la cena ya que tu cuerpo necesita descansar y no hacer la digestión mientras duerme, además, quema algunas calorías en un proceso mucho más lento.
Aunque puede sonar difícil, el alimentarte en forma saludable en vacaciones no es un gran sacrificio. Todo lo que necesitas es una pequeña potencia de voluntad, y dejar pasar aquellos alimentos, que sabes no son buenos para ti, sin dejar de comer aquello que realmente te gusta, pero sin hacer un hábito de éste.

De esta manera, gozarás de una alimentación sana y de un estilo de vida saludable, dondequiera que vayas. Porque además, puedes disfrutar de una dieta balanceada durante todo el año, con los alimentos que tú ya conoces, que hacen bien a tu cuerpo.

Algunos articulos relacionados que te pueden interesar

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Comer sano en vacaciones"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://www.innatia.com/s/c-dietas-equilibradas/a-comer-sano-en-vacaciones.html