2 variantes del ejercicio del oso para vencer el miedo

Ejercicio del oso del juego de los 5 animales en la práctica del Chi Kung

Los temores nocturnos en los niños, dan cuenta de la relación existente entre esta emoción y la función renal, asociada a la energía del agua y el espíritu del oso.

Si bien esto es evidente en los niños pequeños, el miedo es una emoción que no respeta edades y los ataques de pánico, son cada vez más frecuentes en personas adultas, afectando su vida social y laboral.

Expresan una señal de alarma de un desequilibrio interno, que la práctica del Chi Kung, contribuye a armonizar.
Mimetizarse con el espíritu del animal es el primer paso en esta serie de ejercicios, para poder acceder a sus beneficios.

El oso, dado su enorme volumen, camina serenamente. Sin embargo, dentro de su torpeza aparente, sus movimientos manifiestan cierta agilidad enfocada al logro de necesidades puntuales que le exigen girar sobre sí mismo, tirar de algo o empujar, concentrando la fuerza en los hombros.
Este ejercicio se caracteriza por la lentitud externa y la agilidad interna.

Posición inicial: Debes estar de pie, firme pero relajando tu cuerpo durante algunos instantes.

Realización:

  • Flexiona levemente la rodilla derecha y balancea el hombro derecho hacia adelante y abajo, con el brazo derecho colgando y ligeramente flexionado, mientras echas hacia atrás el hombro izquierdo y levantas levemente el brazo izquierdo.
  • Has el mismo ejercicio pero en irección opuesta.

Repite varias veces, alternando una vez hacia la derecha y la siguiente hacia la izquierda y así, sucesivamente.

Variaciones:

    • Coloca las manos a la altura de la cintura, como si las apoyaras arriba de una mesa imaginaria.
    • Cierra los ojos y gira a la izquierda todo lo que puedas, deslizando las manos horizontalmente.
    • Carga el peso del cuerpo sobre la pierna derecha y arrastra las manos, mientras giras a la derecha, todo lo que te resulte posible.
    • Carga el peso sobre la pierna izquierda y vuelve a repetir la secuencia.

    Este ejercicio se asocia al elemento agua, actuando en forma beneficiosa en el fortalecimiento del rinón y la vesícula biliar.

  1. Igual que el movimiento anterior pero con los ojos abiertos y las palmas de las manos una frente a la otra.
    Esta variación, a diferencia de la anterior, se asocia al elemento tierra y tiene efecto en el fortalecimiento del bazo y del estómago.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "2 variantes del ejercicio del oso para vencer el miedo"

Comenta en Google+