¿Jamón serrano de Noruega?

España ayudará a Noruega a producir jamón serrano

El sector agroalimentario español parece dispuesto a internacionalizar definitivamente el jamón serrano, ...

El sector agroalimentario español parece dispuesto a internacionalizar definitivamente el jamón serrano, quizás el producto más conocido de nuestra rica gastronomía. Tras la apertura del mercado chino, vista desde algunos sectores de opinión más como una amenaza que como una oportunidad, le toca ahora el turno a Noruega.

La entrada del jamón serrano en el mercado chino y la colaboración española con las empresas cárnicas chinas para producir jamón en la tierra de Confucio fue, justo a las puertas del verano, el hito gastronómico del año, al menos para el sector cárnico español, aunque algunas voces críticas vieron en el acuerdo alcanzado con China más una amenaza que una oportunidad para el futuro del jamón español en el mercado internacional.

Ahora, apenas a unos días para que finalice el periodo estival, el que podríamos considerar icono gastronómico español vuelve a convertirse en protagonista.

Noruega es bien conocida por contar con grandes cantidades de materia prima alimentaria y además de una calidad excelente. Es el caso del jamón noruego –llamado allí "spikeskinke"- cuyas ventas han demostrado ser muy inferiores a las del jamón serrano, que alcanzan cuotas realmente interesantes.

Puestos a estudiar la situación, la conclusión parece clara: en vez de importar un jamón que desbanca claramente en el mercado al autóctono, la solución pasa por transformar éste para que reproduzca lo más fielmente posible las características del importado. En pocas palabras, los noruegos quieren ahora "serranizar" sus jamones.

Con una discreción y silencio más propios de un secreto de Estado que de una estrategia empresarial, una comisión especialmente designada para este tema envió una partida de jamones frescos a España para que fueran secados y tratados a la manera "serrana" y, de paso, aprender nuestros métodos para poder aplicarlos después en el país escandinavo.

El resultado fue de una calidad excelente y, superada la prueba, empresarios y especialistas noruegos del sector no cesan de viajar hasta nuestro país para seguir aprendiendo no ya el proceso de curación del jamón serrano, sino incluso los métodos empleados durante la vida del cerdo para mejorar la calidad del jamón –incluida la alimentación del animal a base de bellotas-… ¿Se convertirá Noruega en una nueva amenaza para los jamones españoles?


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "¿Jamón serrano de Noruega?"

Comenta en Google+