Alergia al huevo: síntomas, tratamiento y recetas sin huevo

Intolerancia al huevo en adultos

¿Siempre que comes huevo te sientes mal? Es bastante probable que seas alérgic@ a sus proteínas. Es una de las alergias alimentarias más comunes, sobre todo en la niñez. En este artículo conocerás los síntomas, cómo funciona y qué debes de hacer para evitar nuevos brotes. ¡No te lo pierdas!

Cómo surge la alergia al huevo

Médicos y nutricionistas afirman que la clara de huevo es la responsable de las reacciones alérgicas a este alimento tan usado en la cocina. Pero, debido a lo complejo de separar la clara de la yema, sin que queden trazas de proteína de clara, se recomienda no comer el huevo entero, para evitar cualquier brote alérgico.

Al parecer, la alergia al huevo se desarrolla cuando el sistema inmunológico de tu cuerpo se vuelve sensible y reacciona de forma exagerada a las proteínas de la clara principalmente, aunque también se han constatado casos de alergia a la yema. Entonces sucede que, al comer huevo, tu organismo considera su proteína como un potencial invasor y envía sustancias químicas para defenderse de un posible ataque.

Dichas sustancias son las responsables de que sufras los síntomas de una reacción alérgica. ¿No sabes cómo se manifiesta esta alergia? Presta atención a los siguientes párrafos.

Síntomas de la alergia de huevo

Ten en cuenta que la reacción alérgica que puede provocar el huevo en tu cuerpo, puede ser rápida o por el contrario, tardar algunas horas en manifestarse, después de que hayas consumido algún producto que contenga huevo.

Síntomas de alergia al huevo en adultos

  • Reacciones en la piel: sarpullido o urticaria, enrojecimiento e inflamación.
  • Dificultad para respirar y moqueo nasal.
  • Malestar estomacal, diarrea, náuseas y vómitos.
  • Aceleración del pulso cardíaco y bajada de la presión arterial.
  • Anafilaxia

Síntomas de alergia al huevo en niños

En los niños, la alergia al huevo se manifiesta de la misma manera que en los adultos. Este tipo de alergia por alimentos es muy común en la infancia, pero, afortunadamente, según la evidencia científica recogida, cerca del 70 % de ellos logra superarla antes de los 16 años. Lo cual quiere decir que a partir de ese momento, pueden comer huevo sin problemas.

Cómo evitar nuevos brotes alérgicos al huevo

La intolerancia al huevo en adultos es un mal que se ve cada vez con mayor frecuencia, así que lo mejor que puedes hacer para mejorar tu calidad de vida, es evitar todo contacto con el huevo y otros alimentos que puedan contenerlo. Para ello presta atención a las siguientes recomendaciones:

  • Evita el consumo de huevos. Pero ten en cuenta que no solo debes de evitar comer huevo de gallina, sino que también puedes tener alergia a otros tipos de huevos, como el de ganso, pato, pavo o codorniz.
  • Lee con atención las etiquetas de los alimentos. Los huevos están presentes en una infinidad de preparaciones, son un ingrediente oculto en muchos alimentos, por ejemplo: sopas, aderezos para ensaladas, helados, albóndigas y pastel de carne. Recuerda que los sustitutos de huevo que se venden comercialmente también contienen proteína de huevo.
  • Comunícale a médicos o a enfermeros que te atiendan acerca de tu alergia al huevo. Ya que algunas vacunas contra la gripe o contra la fiebre amarilla contienen proteína de huevo.
  • Si comes fuera de casa mejor lleva tu alimento. Generalmente los mozos de restaurantes desconocen si los platos contienen huevo, y mismo a veces los cocineros pueden no estar completamente seguros acerca de si un alimento contiene proteínas de huevo.
  • Lleva una pulsera o un collar que avise de que eres alérgic@ al huevo. Esto puede ser importante en caso de que sufras algún tipo de accidente o una reacción alérgica intensa y no le puedas indicar a los médicos u otras personas lo que está pasando.
  • Comunícale a tus vínculos cercanos sobre tu alergia. En el caso de un niño, las niñeras, maestros, familiares y madres de sus amigos, deben conocer que sufre alergia al huevo, para que no le den alimentos que contengan huevo.

Cómo sustituir el huevo para cocinar

Quizás pienses que es casi imposible cocinar sin huevo, ya que está presenta en una gran cantidad de comidas, sin embargo, un dietista o un nutricionista pueden ayudarte a planificar tus comidas para asegurar de que obtengas suficiente proteína en tu dieta diaria, sin la presencia de huevo.

En el caso de que una receta requiera tres o menos huevos, puedes sustituir cada huevo con una mezcla de 1 cucharada de agua, 1 cucharada de aceite y 1 cucharadita de polvo de hornear. Otros sustitutos alternativos muy utilizados son 1 sobre de gelatina sin sabor disuelta en 2 cucharadas de agua tibia, o bien 1 cucharadita de levadura disuelta en una taza de agua tibia. ¿Qué te parecen estos trucos?

Las mejores recetas sin huevo

Como te decía comentaba con anterioridad, cocinar sin huevo es posible, solo tienes que romper con viejos conceptos, poner en marcha tu creatividad y dejar volar la imaginación. ¿Necesitas un empujón? Toma nota de las siguientes recetas.

  • Lasaña vegetariana de patatas. Descubrirás una receta muy fácil de realizar, que no te llevará nada de tiempo, y que a cambio te sacará de muchos apuros sin dejar por ello de nutrirte.
  • Mayonesa sin huevo. Encontrarás una forma diferente de preparar una deliciosa mayonesa. Una receta ideal para darle un toque diferente a tus comidas y aportarle proteínas a tu cuerpo, sin tener que añadir huevo.
  • Tortilla de papas sin huevo. Descubrirás cómo preparar este plato c¡tan popular de la cocina de muchas culturas, sin añadirle huevo, Esto da como resultado un plato delicioso y nutritivo que se adaptará muy bien a tu dieta de alérgicos al huevo.
  • Recetas veganas con soja. Conocerás varias recetas a base de este grano, famoso por sus propiedades nutritivas, que harán el deleite de tu paladar y el de tus comensales.
  • Tomates a la provenzal. Vasa a conocer una receta que con seguridad se convertirá en el plato estrella de tus comidas veraniegas, ya que podrás utilizarlo tanto como entrada o como acompañamiento de carnes y pescados.

huevos

Otros alimentos alergénicos

Como ya debes de haber escuchado en alguna oportunidad, la alergia por alimentos es un mal que cada día se multiplica, y la intolerancia al huevo en niños o adultos, es tan solo una de las más comunes. Desafortunadamente, también puedes sufrir otro tipo de alergia a alimentos, siendo las más frecuentes las que se listan a continuación.

  • Alergia al pescado. Las sustancias que pueden desencadenar este tipo de alergia en tu organismo, son las proteínas. Conoce cuáles son sus síntomas más comunes.
  • Alergia a la leche. Es ocasionada por las proteínas de la leche, la caseína y las albúminas. Descubre cuáles son sus principales síntomas y cómo tratarlos.
  • Alergia a los mariscos. Descubrirás sus síntomas más comunes y cómo evitar entrar en contacto con productos derivados de los mariscos que muchas veces están camuflados en otros productos.
  • Alergia a la soja. Conocerás los principales síntomas y cómo tratarlos naturalmente, para que no sufras nuevos brotes de esta alergia.
  • Alergia al maní. Es una de las alergias más comunes y más difíciles de evitar nuevos brotes debido a la presencia de trazas de maní en numerosos productos. Conoce cómo se manifiesta esta reacción alérgica y qué hacer para cuando se presenta un brote.

¿A qué alimento le tienes alergia?

Gráfico de la encuesta: ¿A qué alimento le tienes alergia?

Al pescado

5/6

A los mariscos

2/6

Al maní

5/3

A la leche

7/5

Al huevo

15/0

Al trigo

4/6

A la soja

3/5

¿Qué haces para evitar nuevos brotes?
IMPORTANTE: La misión de "Alergia al huevo: síntomas, tratamiento y recetas sin huevo" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Alergia al huevo: síntomas, tratamiento y recetas sin huevo"

Comenta en Google+