¿Te cansas cuando haces un ejercicio nuevo?

Por qué cansa tanto empezar una actividad nueva

Es frecuente escuchar que cuando empiezas a ejercitarte en una actividad nueva, los 45 minutos de correr en cinta, se transforman en apenas unos sudorosos y sacrificados 10 minutos en el elíptico. ¿Por qué pasa esto?

El cuerpo humano es un complejo sistema que puede adaptarse a casi cualquier circunstancia. La palabra clave por tanto es ?adaptación?, y para eso debe darse un cierto período de tiempo para que suceda.

Los movimientos básicos del ser humano son los que no necesitan ser aprendidos, vienen como herencia genética, y deben desarrollarse teniendo un medio adecuado.

Son movimientos básicos: correr, caminar, saltar, lanzar, atrapar, trepar, patear, balancearse, reptar y algunos más que tal vez se me escapen. Pero lo importante es que no necesitan ser aprendidos como por ejemplo un remate de Volley.

Los movimientos básicos surgen espontáneamente en el ser humano, los que son nuevos no.

Por eso en cuanto aprendes un ejercicio nuevo se ponen en juego una serie de mecanismos neuromusculares, metabólicos, enzimáticos y hasta coordinativos.

El movimiento que recién se aprende requerirá de la atención del neocórtex cerebral en un proceso muy similar al que utilizas para estudiar una ciencia compleja, con el adicional de que además tienes que moverte.

Esa situación hace que utilices una cantidad inmensa de recursos para intentar mantenerte en equilibrio, realizar el movimiento con precisión y mantener la correcta postura.

Eso produce una exagerada cantidad de músculos interviniendo en donde lo tienen que hacer unos pocos, adicionalmente terminas pensando excesivamente el movimiento que tienes que realizar.

Esa tensión adicional consume enormes cantidades de energía que deberían utilizarse para hacer el ejercicio y que finalmente, se usan en procesar toda la información nueva.

Pero la naturaleza es sabia y a medida que vamos practicando el mismo movimiento, el sistema nervioso empieza a abrir caminos, senderos sólidos y directos que evitarán que utilices tantos recursos energéticos.

El resultado es que a partir de un período que puede durar entre 4 a 12 semanas empiezas a sentir que puedes hacer más sin cansarte y de este modo, agregas intensidad y tiempo al ejercicio.

Esta es una reducida y lo más sencilla explicación que tiene como finalidad informarte para que no pierdas la motivación, en cuanto empiezas algo nuevo.


IMPORTANTE: La misión de "¿Te cansas cuando haces un ejercicio nuevo?" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

2 Comentarios en "¿Te cansas cuando haces un ejercicio nuevo?"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

misael ...

hola
mira mi consulta es la siguiente , yo practico artes marciales iado (esgrima japonesa ) pero no me canso tanto el otro dia jugue beibefutbol cosa que no hago nunca jugue 10 min y presia que me desvanecia no pude moverme mas con nauseas u dolor de cabeza no es primera vez que me pasa , tambien subi una duna y cuando llege a la cima tube que descansar por 30 min porque me paso exactamente lo mismo no he ido al medico pero tengo que ir tu me podrias explicar de que se trata tan poca resistencia gracias
atte
Misael Donoso V.

0

14 de nov, 2011 - 12:10:50

MIRIAM ...

HOLA CREO QUE REQUUIERES VITAMINAS Y NO EXCEDER MUCHO EL EJERCICIO Y COMER UNA BUENAS ALIMENTACIÓN ES TODO LO QUE TIENES, SALUDOS

0

30 de oct, 2014 - 19:26:40

Escribe tu comentario en "¿Te cansas cuando haces un ejercicio nuevo?"

Comenta en Google+