Cómo hacer caldo de pescado fácil y económico en diferentes recetas

Prepara caldo de pescado en una receta tradicional y otra con mariscos

Si bien las recetas de pescado no suelen reparar en algo tan básico como un caldo, un buen fumet es fundamental para darles gusto y también uno de los básicos de la comida de mar. ¡Aprende cómo hacer caldo de pescado en esta nota!

Cómo preparar caldo de pescado

Si buscas cómo hacer sopa de pescado, lo primero que debes tener en cuenta es el caldo. También conocido como fumet, el fondo de pescado es uno de los productos básicos para hacer sopas, guisos y salsas, entre otros platos en los que puedes incorporarlo. Y ni hablar que es perfecto para aprovechar los desperdicios habituales de tus preparaciones de mar, como pueden ser cabezas, huesos y espinas. ¡Descubre cómo se prepara un rico caldo con sabor de mar!

Con pescado

El caldo de pescado más tradicional se puede preparar usando peces como la lubina, el rapé, la merluza o hasta incluso el lenguado. Vamos, que si estás justo preparando salmón u otro pescado, también te servirá. Pero ni falta que hace que sea uno costoso, sino que de buen sabor. Además, no se usa precisamente su carne, sino sus huesos, cabeza y espina. Sigue el paso a paso de esta receta y verás cómo se puede preparar con total facilidad.

Ingredientes

  • Una buena cabeza de pescado
  • Medio kilo de huesos y espinas de pescado
  • Una zanahoria grande
  • Una cebolleta o puerro
  • Media cebolla
  • Dos o tres ramitas de apio
  • Una o dos hojas de laurel
  • Dos litros de agua
  • Sal, pimienta en grano y un poco de perejil

Preparación

  • Coloca todos los ingredientes que tiene este caldo bien limpios, en trozos y todo en frío. Monta la preparación en una olla grande y con buena altura.
  • Notarás que a medida que comienza a hervir la preparación se concentra una espuma en la parte superior. Tienes que ir retirándola con una cuchara o colador. A esto se le llama despumar el caldo y hace que obtengas un producto final mucho más limpío y claro.
  • Una vez que rompe hervor, baja un poco el fuego y continúa cocinando durante 30 minutos más, por lo menos, siempre despumando el caldo para que quede bien claro. Una vez terminado, apaga el fuego, deja reposar 10 minutos más y cuela con el colador más fino que tengas. Incluso hazle un par de colados para que quede bien limpio.
  • Prueba como está de sal, corrige en el caso que fuera necesario y así tendrás listo tu fumet de pescado para ser usado en la receta que más te agrade.

Con mariscos

Si quieres preparar un caldo para sopa de pescado que tenga también gusto a mariscos, no dudes en añadir a la receta anterior una buena cantidad de cabezas de gambas, langostinos o el marisco que vayas a utilizar. La clave es justamente esa: aprovechar lo que habitualmente se bota o desperdicia.

El paso a seguir es precisamente el mismo que en el caso anterior, incluso puedes reducir la cantidad de huesos y espinas de pescado de la preparación, para que se sienta más el sabor de las gambas o los mariscos. La idea es la misma, usando los vegetales y todo tal cual se hizo en el caso del fumet tradicional.

Para qué se usa el caldo de pescado

Bueno... ¿te estás preguntando en qué puedes usar tu caldo de pescado que acabas de preparar? Pues es simple. Estas son algunas sugerencias que no te van a fallar de ninguna manera.

  • Salsas. Es perfecto para hacer salsas para pescados mismos que vas a servir. Incluso puedes hacer alguna crema, añadiendo vino blanco y nata. O hasta preparar una velouté usando el caldo como base. Es cuestión de tener en cuenta qué plato vas a servir.
  • Sopas. Claro está, una rica sopa de pescado fácil o difícil se puede preparar partiendo de la base de este fumet. Desde una sopa gumbo al estilo norteamericano, llegando hasta una boullabaise o sopa francesa. Todo es mucho más fácil si has preparado un buen caldo de base.
  • Saborizar platos. Un guisado que tenga pescado y vegetales, un plato con arroz y pescado como la paella o un risotto de mariscos quedan muchísimo mejor si le aplicas un poco de caldo de pescado casero a su preparación. Le levantan muchísimo el sabor y ayudan a redondear el producto final, mucho mejor que el agua o un caldo industrial.

Otras recetas de caldos y sopas

Este fumet es de esas recetas de pescados fáciles que puedes tener en cuenta para aprovechar al máximo tu materia prima. Pero, claro está, esto mismo puedes hacer con ave, carne de res, los vegetales y hasta con el queso. No dejes de tener estas recomendaciones que verás a continuación, que te ayudarán notablemente con estos ingredientes.

  • Caldo de pollo. Otra sopa base increíble como caldo que puedes preparar es el de pollo. Es perfecto para aprovechar los huesos que te quedan cuando preparas un plato con pollo. Sigue esta receta y verás.
  • Sopa de queso. ¿Te gustaría probar una sopa de queso? ¿Quieres conocer alguna buena receta? En esta nota encontrarás 3 variedades que te encantarán.
  • Sopa de verduras. Si quieres una rica sopa de juliana de verduras, no hay nada mejor que esta receta. Es súper fácil de preparar y no falla, además de ser completamente saludable.

¿Preparas caldo de pescado?

Si

No

A veces

¿Para qué lo preparas y cómo lo usas?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cómo hacer caldo de pescado fácil y económico en diferentes recetas"

Comenta en Google+