Sopa fría de tomates

Receta casera de sopa fría de tomate

Continuamos acercándoles recetas perfectas para el verano. En este caso se trata de una buena sopa fría de tomate, perfecta para ser tomada como entrada en cualquier comida. Es una especie de gazpacho, pero tiene sus diferencias. ¿Te animas a probarla?

Las sopas frías son una excelente alternativa para el verano. Uno no necesita comer tantas cosas calientes, más bien todo lo contrario. Un plato fresco puede ser genial. Y mucho más si tiene un efecto refrescante como esta sopa fría de tomates, que también incluye pepino y cebolla. Algo así como un gazpacho pero con otro toque.

Ingredientes:

  • Medio kilo de tomates
  • Un pepino
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • Medio litro de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

Lava bien todos los vegetales. Pela la cebolla y el ajo, pícalos bien y sofríelos en una cacerola con un poco de aceite de oliva. Justo cuando estén por dorarse añade los tomates cubeteados y previamente pelados. Para ello, simplemente sumérgelos -previo corte en forma de cruz en dos de sus extremos- en agua hirviendo y ponlos bajo el grifo.

Forma una especie de salsa con el tomate hasta que espese. Condimenta bien y reserva. Mientras tanto, pela los pepinos y córtalos en trozos. Añade a los tomates sofritos y licúa hasta obtener una mezcla homogénea. Lleva al refrigerador y sive bien fría.

¿Quieres más recetas para el verano? Intenta con las siguientes:


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Sopa fría de tomates"

Comenta en Google+