5 tipos diferentes de rellenos para ravioles que puedes hacer

Aorebde a preparar deliciosos ravioli o ravioles

¿Alguna vez has disfrutado de un rico plato de ravioles caseros? Esta tradicional pasta italiana tiene formato cuadrado, con los bordes en clásico zig-zag y algún relleno dentro. Luego, se acompañan con la salsa que más te guste. ¡Sigue este artículo y entérate de todo al respecto!

Masa para ravioles: cómo prepararla

Los ravioles o ravioli son un típico cuadrado relleno de masa para pasta, que se corta con un cortapasta que le deja sus bordes zigzagueantes. El relleno puede ser muy variables y se pueden acompañar con todo tipo de salsa. Se pueden hacer ravioles igualmente de todos los tamaños. Lo más interesante es que la masa de ravioles es la misma que se usa para hacer muchos tipos de pasta.

La masa para ravioles caseros se hace calculando 100 gramos de harina y un huevo por persona. Se amasa con un chorrito de aceite de oliva y 5 gramos de sal fina. Tienes que lograr un bollo elástico y sin pliegues. Cubre la masa y déjala reposando durante al menos una hora. Luego, se estira bien delgada y se rellena para preparar los ravioles.

No hace falta tener una máquina para hacer ravioles, aunque puede ser muy útil tener una para estirar la masa al grosor deseado sin tanto esfuerzo. Luego se pueden cortar de forma sencilla con cualquier cortapasta. Incluso hay moldes muy prácticos para prepararlos.

Cómo hacer relleno de ravioles

¿Quieres saber cómo hacer ravioles caseros con diferentes tipos de rellenos? Pues entonces no tienes más que seguir las alternativas que vas a descubrir a continuación. Cinco opciones de relleno que van perfectos para el estilo de masa que ya te hemos enseñado a preparar.

De espinaca

Los ravioles rellenos tienen a la espinaca o la acelga como una de las protagonistas exclusivas de lo que va dentro de la masa. Es que queda realmente bien y la tradición así lo demanda. Habitualmente se hacen con una mezcla de alguna de estas dos verduras de hojas (o ambas) con ricotta o requesón. También se le puede agregar algún tipo de carne. Pero hoy vamos con la versión más tradicional de todas.

  • Sofríe una cebolla grande en un poco de aceite de oliva o mantequilla. Coloca allí dos tazas de acelga o espinaca cocidas bien picadas. Condimenta con sal, pimienta y un toque de nuez moscada. Agrega una taza de ricotta o requesón bien escurrido. Mezcla bien, prueba y corrige.
  • Rállale un poco de queso tipo parmesano a este relleno, mezcla bien y ya estará listo para ser usado. Algunos le añaden un huevo apenas batido. Pero eso va en gusto. Lo mismo, una lata de paté de foie también le puede quedar muy bien si te gusta con un toque cárnico.

De pollo

Otro de los rellenos más tradicionales es con pollo. Se puede usar tan sólo pollo desmenuzado y sazonado, como mezclado con espinaca o acelga, para hacer la clásica receta de ravioles de pollo y verdura. En este caso, son sólo pollo. Y quedan geniales para quienes gusten de esta carne.

  • Toma medio kilo de pechuga de pollo previamente cocida (horno, vapor, hervida, parrilla, etc.) y desmenúzala todo lo que puedas. Luego sofríela con una cebolla y un pimiento rojo bien picados. Condimenta con sal, pimienta, hierbas de tu agrado (tomillo, perejil, orégano, etc.) y coloca en el vaso de la procesadora.
  • Antes de triturar, añade un huevo, un poco de queso rallado y también, si quieres, un poco de jamón picado. Procesa hasta que te quede una pasta, a la cual puedes dejarle un poco de textura. Luego la empleas para rellenar los ravioles y listo.

De ricotta o requesón

Otro de los rellenos de ravioles en su receta más clásica es el de ricotta o requesón. Este típico queso de cuajada de origen italiano es perfecto para cuando quieres algo más tranquilo, donde se sienta más el sabor de la salsa y el relleno quede como más "neutro". Eso sí, no implica que no vaya a tener sabor, ni mucho menos. Todo lo contrario: es riquísimo.

  • Toma dos tazas de requesón, a las que le añadirás sal, pimienta, nuez moscada, un poco de tomillo y orégano, además de 100 gramos de queso parmesano rallado, 100 gramos de nueces picadas y también una cebolla pochada.
  • Mezcla bien el relleno de ricotta y ya lo tendrás listo para preparar tus deliciosos ravioles caseros. Si quieres mezclar con algún vegetal, también se puede y queda muy bien. Pero este es el básico y tradicional.

Veganos

Si quieres saber cómo hacer ravioles veganos, no dudes un segundo en prepararlos, que puedes ser completamente sencillo. Vamos a intentar con un relleno similar al de espinaca, pero con algunas variantes más interesantes. Eso sí, la masa de huevo no te va a servir, aunque puedes prepararla por alguna parecida vegana.

  • Coloca a sofreír una cebolla, un pimiento, una zanahoria triturada y una taza de espinaca bien picada. Cuando esté listo con sus verduras bien cocidas, condimenta con sal, pimienta y los condimentos que más te agraden. Añade unas almendras tostadas y picadas y escurre un poco el relleno para que no moje la masa.
  • Si quieres, puedes añadirle tofu desmenuzado para formar el relleno como si fuera requesón. Si no, lo usas para rellenar la pasta tal cual está. ¡Que lo disfrutes!

De queso y hongos

Si quieres probar con otra variante muy sabrosa sobre cómo preparar ravioles en diferentes formas, intenta con este relleno de queso y setas. Va genial para cuando quieres preparar una salsa suave y delicada, como una mantequilla de hierbas o algo con un toque de aceite de trufas.

  • Sofríe una cebolleta mediana con 250 gramos de setas frescas durante unos pocos minutos. Mezcla con una taza de requesón fresco bien escurrido. Añade 100 gramos de queso rallado y unas almendras tostadas.
  • Condimenta con sal, pimienta y perejil picado. Mezcla bien y emplea para rellenar tus ravioles.

Las mejores salsas para ravioles

Desde luego que los ravioles con salsa son una combinación perfecta. Desde luego que los puedes comer con una mantequilla con hierbas o un rico aceite de oliva y no mucho más. Pero también puedes usar una buena salsa para pasta rellena. Aquí tienes tres opciones ricas, clásicas, sencillas y efectivas para darle compañía a tus ravioli.

  • Salsa pesto. En este enlace vas a encontrar ni más ni menos que ocho diferentes recetas de pesto para preparar en casa, todas deliciosas y geniales para acompañar unos ravioles.
  • Salsa bechamel. Si tienes unos ravioli con un relleno bien protagonista, nada mejor que usar una salsa neutra y tranquila como una bechamel. Se prepara fácil y de ahí puedes idear mil variantes-
  • Salsa de tomates confitados. Los ravioles de verdura o los de pollo habitualmente se acompañan con una rica salsa de tomates. Esta que te proponemos se hace con tomates confitados. Es realmente una delicia.

¿Prefieras la pasta rellena o sin relleno?

Gráfico de la encuesta: ¿Prefieras la pasta rellena o sin relleno?

Rellena

8/0

Sin relleno

0/1

Ambas

3/0

¿Con qué salsa te gusta comerla?

1 Comentario en "5 tipos diferentes de rellenos para ravioles que puedes hacer"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Marco Antonio rotonda tua ...

Me gusta la salsa pesto, bechamel ,ragu entré otras...

0

22 de may - 00:41:53

Escribe tu comentario en "5 tipos diferentes de rellenos para ravioles que puedes hacer"

Comenta en Google+