Consejos alimenticios para dejar de fumar

Una ayuda para dejar de fumar

Alimentos que ayudan a dejar de fumar. Un estudio afirma que ciertos alimentos empeoran el sabor de los cigarrillos, mientras que otros lo realzan.

El primer requisito indispensable para dejar de fumar es querer y, en la medida de lo posible, apostar de forma decidida y sin dudas. Cierto es, no obstante, que existen métodos y factores que nos pueden ayudar a conseguirlo.

La adicción que provocan ciertas sustancias presentes en el tabaco –se ha generado mucha polémica alrededor de ello- no son las únicas que actúan como barrera. El hecho social intrínseco en el propio hecho de fumar es un factor muy importante a tener en cuenta. De ahí la consabida frase: "necesito tener algo entre los labios". El estrés, la falta de confianza, la ansiedad…

Por otro lado, existe el temor, no del todo infundado, de ganar peso tras dejar de fumar, constituyendo dicho temor un freno psicológico importante a la consecución final del objetivo.

Este último hecho, sin embargo, no se debe al propio hecho de dejar de fumar, sino a las alteraciones que el tabaco produce en el gusto, el olfato e incluso en el apetito. Esto, añadido al intento de calmar el síndrome de abstinencia comiendo de forma compulsiva, provoca que, efectivamente, haya aumentos de peso.

Recientes estudios llevados a cabo en Estados Unidos revelan que una alimentación sana y equilibrada pueden no sólo evitar este aumento de peso sino facilitar el propio hecho de dejar de fumar.

En este sentido, se ha descubierto que alimentos como las frutas, las hortalizas y los lácteos degradan el sabor del cigarrillo, volviéndolo menos apetecible. Por el contrario, la carne, el alcohol y el café ingeridos en grandes cantidades, por poner algunos ejemplos, potencian y realzan el sabor del tabaco. Es, por tanto, la dieta rica en fruta, verdura y lácteos, una magnífica aliada para dejar de fumar, lo que redundará en un aspecto saludable y sin temor a engordar si además lo acompañamos de la práctica habitual de ejercicio físico.

Así, los expertos han concluido que realizar este tipo de dieta durante un mes o mes y medio –siempre de forma equilibrada- huyendo de los alimentos que potencian el sabor del tabaco, ayudan considerablemente a lograr el objetivo final siempre y cuando mantengamos, tras haberlo conseguido, la misma dieta durante dos o tres semanas más, hasta que el efecto potenciador de dichos alimentos haya dejado de ser efectivo.


2 Comentarios en "Consejos alimenticios para dejar de fumar"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

ROSA SAM ...

Espero me puedan ayudar, para mi lo del tabaco es de mucha sicología, en mi caso soy dependiente del cigarrillo para ir al baño a defecar si voy sin cigarro me taponeo y nada en cambio con cigarrillo soy veloz. Si estoy fuera de casa no fumo. Espero me puedan dar ideas para solucionar esto, mi dieta justo es a base de frutas en el desayuno y verduras en las otras comidas pero si como carne especialmente pavo.
GRACIAS

0

17 de oct, 2011 - 14:01:21

yuliana andrea vargas ...

no he conseguido nada de medicinas q me ayuden solo consegui cuentos de fumadores y nombre de libros para leer nada mas no me sirve eso..........................................
gracias

0

30 de may, 2012 - 14:53:21

Escribe tu comentario en "Consejos alimenticios para dejar de fumar"

Comenta en Google+