Infusiones en infantes

Algunos malos alimentos para la alimentación infantil

Las infusiones caseras pueden provocar intoxicación en los chicos. Los pediatras recomiendan que los niños no tomen "té de yuyos" payco, anís estrellado, anís en grano, hinojo, boldo y manzanilla.

Algunos pediatras recomiendan que los niños no tomen "té de yuyos" payco, anís estrellado, anís en grano, hinojo, boldo y manzanilla porque sus efectos no son tan beneficiosos, dada su edad.

En Latinoamérica es muy corriente ofrecer infusiones de mate, té o café, solos o mezclados con leche a los más pequeños de la casa pero en realidad estas bebidas no son aptas en estas edades, por que tienen un fuerte carácter estimulante o excitante (sistema nervioso) o incluso irritante (para el estómago) que les puede impedir conciliar el sueño, acarrear problemas de nerviosismo o incluso provocar indigestión, en algunos casos.

Aún así, según varios expertos existen infusiones preparadas con payco, anís estrellado o en grano, hinojo, boldo, manzanilla o eucaliptos entro otros yuyos, que son todavía peores y que pueden llegar a provocar en los infantes, serios casos de intoxicación que pueden derivar en graves problemas de salud. Así, la vieja creencia de estar dando alimentos al menor para que entren en calor o para fortalecerlos, no deja de ser un error que puede acarrearles graves consecuencias.

La mayoría de los adultos desconocen que estas infusiones no son recomendables para los niños, sobre todo los más pequeños. Y es que contienen sustancias que disminuyen el aprovechamiento del hierro puesto que bloquean la absorción del mineral en el intestino. Contienen sustancias estimulantes y excitantes del sistema nervioso y suelen ser irritantes del estómago.

La falta de hierro no se debe paliar con este tipo de bebidas sino con el mantenimiento de unos correctos hábitos alimenticios. Por todo ello, en las escuelas y jardines de infancia, se deben asesorar con expertos en nutrición infantil antes de ofrecerles alimentos y líquidos, que puedan afectar a su salud.

Por esta misma regla, la madre durante la lactancia no debe consumir café o té en grandes cantidades ya que la cafeína que contienen puede afectar de manera muy directa al bebé, provocando excitación, llanto y falta de sueño.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Infusiones en infantes"

Comenta en Google+