Cómo hacer higos secos en casa y usarlos en recetas fáciles

Todo lo que tienes que saber sobre los higos secos

¿Estás en la búsqueda de aprender cómo hacer higos secos? Pues bien, es un recurso perfecto para cuando tienes muchos higos y quieres extender su uso fuera de temporada. Aquí te damos las claves para prepararlos, comerlos y demás.

Cómo secar higos secos en casa

Los higos son un fruto de temporada muy valorado en el mundo entero. Lo interesante es que si tienes un árbol, puedes disecarlos para tenerlos a tu mano cuando tengas ganas de comerlos. Esta es una gran forma de optimizar su cosecha.

¿Tienes planta de higo y no sabes cómo hacer los higos secos en casa? Porque tener higos secos en tu hogar te permite estirar su vida útil notablemente, aprovechándolos cuando te venga en ganas. No te pierdas estas tres formas clásicas de disecar higos: al horno, con la deshidratadora y al aire libre.

Con horno

Precalienta el horno a fuego medio. Limpia bien los higos y ćórtalos de forma transversal. Acomódalos en una fuente para horno, lleva el fuego al mínimo déjalos ahí. Es probable que tengas que darlos vuelta en un momento de la cocción. Te puede llegar a llevar unas 3-4 horas como si nada. Prueba bien y ve escurriendo el líquido que van soltando para que no se sancochen.

Con deshidratadora

Desde luego, la forma más fácil de secar higos es usando una deshidratadora en tu propia casa. Son artefactos de diferentes valores y características que te permiten esta misión con relativa facilidad. Simplemente dejas disecar los higos a baja temperatura durante las horas que sean necesarias hasta que estén secos. Prueba hasta obtener los mejores resultados. Es la opción más interesante, pero también la que menos está al alcance de cualquiera.

Al aire libre

Lavas bien los higos. Los cortas a la mitad, los acomodas sobre una placa previamente bien desinfectada y los cubres con un tul. Los dejas secar, revisándolos paulatinamente, hasta que estén completamente secos. Para esto deben ayudarte las condiciones climáticas, puesto que no en cualquier tipo de clima esto te va a resultar.

¿Cuántos higos secos se deben comer al día?

El tema de si los higos secos engordan o no está supeditado exclusivamente a la cantidad que tomes por día. Ten en cuenta que unos 100 gramos de higos secos cuentan con unas 250-300 calorías, de acuerdo a la variedad, la cantidad de azúcar y demás. Pero, si tienes en cuenta que son una fruta, que son completamente naturales y que son muy ricos y con buenas propiedades, no es tanto.

¿Y cuántos higos secos se pueden comer al día? Pues si tienes en cuenta que cada uno puede llegar a tener unas 25 calorías (teniendo en cuenta que 10 higos son 100 gramos), puedes tomar unos 5 consumiendo unas 125 calorías al día. Las calorías de los higos frescos ascienden a unas 75-80 calorías por cada 100 gramos. Unos 15 gramos de su composición corresponden a hidratos de carbono.

Lo interesante es que las propiedades de los higos secos se mantienen intactas con respecto a los higos frescos: digestivos, ricos en fibra, buenos antioxidantes, energéticos, en contra de la presión alta y, por si fuera poco, riquísimos. ¡Disfruta los beneficios de los higos secos haciéndolos en tu propia casa!

Recetas con higos secos

Si bien los higos engordan si se los come en demasía, no puedes evitar disfrutarlos en cantidades moderadas. Por eso mismo, no te pierdas estas geniales recetas que vas a conocer a continuación.

Mermeladas de higos secos

Una vez que tengas los higos secos rehidratados durante al menos 12 horas, calculas la misma cantidad de higos que de azúcar. Dejas cocer a fuego bajo hasta que se forme la mermelada o dulce en tu cacerola, procesando incluso si lo consideras necesario. Y luego la envasas.

Higos secos en conserva

Si quieres preparar higos en conserva y no has podido hacerlo durante la temporada, no hay ningún problema. Los rehidratas y luego procedes a usar la técnica de conserva al vacío que se usa para los dulces y los tendrás listos.

Batido de higos secos

Rehidratas los higos secos durante10-12 horas y luego los procesas con alguna otra fruta que te agrade para tomar durante los desayunos. Puedes combinar con leche o agua sin problema alguno.

Otros frutos secos que puedes conocer

Si te gustan en general las frutas y frutos disecados, no dejes de tener en cuenta estas opciones nutritivas que puedes descubrir a continuación. Que algo esté deshidratado no quiere decir que no tenga propiedades ni sea riquísimo.

  • Tomates secos. Cuando deshidratas tomates consigues un gran sabor en ellos. Se concentran y los gozas a pleno cuando están rehidratados. Prueba con esta receta casera.
  • Ciruelas pasas. Las ciruelas cuando están pasas ganan en calorías y en azúcar. Pero también tienen excelentes propiedades digestivas y una buena carga de fibra.
  • Los dátiles. Un fruto que se come únicamente seco habitualmente. Los dátiles son deliciosos y tienen mucho para aportarte en tu día a día.

¿Sueles preparar higos secos?

Si

No

A veces

¿Cómo los haces?

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cómo hacer higos secos en casa y usarlos en recetas fáciles"

Comenta en Google+