¿Para que sirve el miso?

Un fermentado de soja que te sirve para muchas cosas

El miso es uno de los productos de soja más habituales que existen en el mundo oriental. Y, si bien no se emplea mucho en el mundo occidental, es un elemento que debe ser muy bien considerado. ¡Conócelo a fondo en esta nota!

Dentro de la tradición oriental, sobre todo de la alimentación japonesa y china, el miso es un alimento más que común. Se suele emplear en todo tipo de preparaciones y, al provenir de la soya o soja, es de mucho alcance dentro de la población de estos países.

Al ser un producto que atraviesa un proceso de fermentación prolongado, es considerado un alimento sumamente enzimático y que tiene propiedades únicas para la salud. Además, es considerada una de las mejores formas de consumir la soja. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el miso y cuáles son sus beneficios?

Es básicamente una pasta que se produce a partir de frijoles o porotos de soya, a la que se le adiciona sal marina y koji (una especie de levadura/hongo). Esta pasta ya terminada, se deja macerando durante un mínimo de tres meses y tres años. El resultado final es un alimento sumamente fermentado, enzimático y con muchas propiedades.

En primer lugar, el máximo principio activo que tiene el miso es la zicobilina, una enzima que se produce por medio de esta prolongada fermentación. Los alimentos fermentados son maravillosos en todo sentido, pues están llenos de probióticos y otras sustancias vivas que son muy positivas para el cuerpo.

El miso, por ejemplo, es genial para toda clase de desintoxicación corporal, debido a esa sustancia llamada zicobilina. Esta resultaría genial para algunas cuestions tales como eliminar metales tóxicos y otras cosas que se acumulan en el cuerpo por la polución, los alimentos procesados y demás.

Debido a su contenido enzimático y de microbios "buenos", resulta genial para la flora intestinal. Es muy digestivo y también actúa para ayudar a combatir el estreñimiento y otros males relacionados con el tracto gástrico. Por eso mismo, nunca está de más tenerlo en cuenta para esta clase de problemas.

También por su efecto enzimático, detox y antioxidante, es considerado genial para la piel y un gran rejuvenecedor. Además es bueno para incorporar vitamina B12 al cuerpo (ideal para veganos), va ideal para luchar contra el colesterol alto y muchas otras otras cosas más.

Cómo se usa el mismo

El miso es de los sabores definidos como umami, el quinto sabor más allá de lo dulce, salado, amargo y ácido. Estos se sienten en el centro de la lengua y tienen correspondencia con otros como las setas, la salsa de soya, el queso parmesano y demás. Al ser un producto con un sabor bastante fuerte, conviene usarlo en dosis pequeñas.

Es un saborizante que sirve para cualquier tipo de salsas, sopas y demás preparaciones en donde pueda aportar su sabor y sus propiedades. Pero de las recetas vamos a hablar más adelante en esta nota. ;)

Dónde puedes conseguir miso

Es muy común encontrarlo en algunos supermercados que venden productos orientales. Y, en líneas generales, en cualquier tienda que comercialice esta clase de alimentos. Es que son ellos los principales propulsores de su uso. Por ende, si tienes un negocio de estas características cerca, no dudes en preguntar porque es muy probable que lo tengan.

Generalmente viene en bloques grandes, que duran bastante tiempo. Al ser un fermentado, su fecha de caducidad es bastante extensible. Cuando lo compres, trata de adquirir el miso que viene sin pasteurizar.

Fermentado de soja

Recetas con miso

Una de las recetas más fáciles para emplear el miso es preparar una buena sopa. Calienta un caldo de vegetales hasta que esté a punto de hervor, añade una buena cucharada de miso y también unas algas y unos vegetales cortados finamente. Así, tendrás los beneficios de este fermentado de soya dentro de tu cuerpo. Si quieres, sobre la misma base de sopa de miso, puedes añadir tofu, pasta al estilo chino, algas y lo que se te ocurra.

Si quieres preparar un buen dressing para ensaladas, no tienes más que mezclar una cucharada de miso, una de aceite de oliva, una de zumo de limón y usar directamente sobre tus platos. No necesitas sal, ya que el miso es bastante salado y no hará falta. Además, es realzador de sabor de cualquier plato que vayas a utilizar.

Es cuestión de imaginarte y darle tus usos al miso una vez que lo has probado y tienes identificado su sabor, pues no es algo habitual, no es cosa de todos los días; eso está claro.

¿Para qué te gustaría consumir el miso?

Gráfico de la encuesta: ¿Para qué te gustaría consumir el miso?

Para darle sabor a las comidas

6/0

Para la digestión

4/0

Por sus antioxidantes

4/0

Por sus fermentos

2/0

Por todo

6/0

¿Cómo lo usas?
IMPORTANTE: La misión de "¿Para que sirve el miso?" es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "¿Para que sirve el miso?"

Comenta en Google+