Las buenas formas son la fórmula del buen Feng Shui

Formas versus fórmulas

Leyda Ramirez, Consultor de Feng Shui Clásico, te guía en la elección del mejor lugar para vivir. La fórmula del buen Feng shui depende de las buenas formas externas, necesarias para atraer y atrapar energías positivas hacia el interior de la casa.

A través de mi experiencia como consultor, he notado con preocupación cómo las personas sólo se preocupan por las estrellas del sitio, dándole poca o ninguna importancia al ambiente externo

Pues bien algo importante para recordar es que las Estrellas dependen de las formas; con buenas formas externas una estrella negativa podrá no tener ningún efecto en la edificación y con malas formas externas hasta las estrellas positivas mostrarán su lado perjudicial o simplemente convertir el espacio donde residen en una zona cero, ni buena ni mala.

En qué consiste el estudio de las formas externas

El estudio de las formas externas se conoce como Luan Tou o también como el Sistema San He o Escuelas de las formas y el Paisaje. Su influencia representa al menos el 75% del Feng Shui de cualquier edificación y al omitirlo se corre el riesgo de obtener, en el mejor de los casos cero resultados.

El ambiente natural externo de cualquier edificación define el tipo de energía y en consecuencia influye considerablemente sobre el bienestar y potencial de éxito de los habitantes.

Las Montañas Yin por naturaleza y el Agua Yang por naturaleza, presentes en un sitio, nos pueden indicar la calidad del Qi que recibe; razón por la cual si el entorno externo es correcto, el Feng Shui de una edificación tiene un gran porcentaje de cualidad y sus efectos se manifiestan en un incremento de la calidad de vida y de oportunidades favorables para los habitantes.

Por el contrario, un mal entorno externo frena oportunidades y disminuye el bienestar aún cuando la edificación tenga el mejor Li Qi que no es otra cosa que el Patrón del Qi, calculado en base a cualquier técnica del Sistema San Yuan o Escuela de la Brújula.

Cómo se relaciona el Feng Shui interior con las formas externas

El Feng Shui Interior o Li Qi, necesita atrapar y mejorar el Qi que viene del exterior; en consecuencia el Luan Tou debe ser aceptable para que una edificación se pueda considerar que tiene buen Feng Shui.

Cuando un consultor de Feng Shui conduce una auditoría Feng Shui de un sitio debe comenzar de afuera hacia adentro; evaluar primero el Luan Tou antes de pasar al Li Qi. Generalmente se toma en consideración, la ubicación de las montañas, su forma; la ubicación del agua real o virtual como calles y avenidas, la forma del terreno, la forma de la casa y su capacidad para recolectar el Qi.

Fases del Qi

El Qi o energía tiene diferentes fases que van desde la más pura y vibrante hasta la fase más violenta y dañina. La fase benévola se conoce como Sheng Qi y la fase destructiva recibe el nombre de Sha Qi.

En la aplicación del Feng Shui, la meta es atrapar, retener, potenciar el Shen Qi y obviamente, evadir el Sha Qi.

El Qi es energía y como tal no puede ser destruida solo transformada. Cuando el Agua, de naturaleza Yang fluye armoniosamente hacia el Qi Yin de las Montañas se está produciendo una interacción que genera el Sheng Qi.

Cuando el Qi es transformado por malas formas externas como agua violenta, montañas enfermas o rocosas, objetos cortantes, etc., se genera el Sha Qi.

En ocasiones no es sencillo reconocer las montañas y sobre todo el tipo de Qi que están generando; sin embargo, para comenzar es suficiente con que ubique las montañas que se pueden visualizar de su propiedad y evalúe que dirección están protegiendo o atacando si fuera el caso; recuerde que durante este período Feng Shui -hasta el año 2024- es favorable tener buenas montañas naturales en las direcciones Oeste, Noroeste, Noreste y Sur de cualquier propiedad.

Ubique también el agua, real o virtual como calles, avenidas, espacios abiertos. El Agua al ser conductor y colector del Qi, puede cuando está mal direccionada o es muy fuerte, transformarlo en Sha Qi. El Agua siempre debe fluir suave y sinuosa hacia la edificación. Calles rectas con mucho tráfico son por lo general una fuente de Sha Qi y en ese caso la edificación se considera bajo ataque salvo que tenga buenas protecciones.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Las buenas formas son la fórmula del buen Feng Shui"

Comenta en Google+