6 consejos infalibles para tener un dormitorio Feng Shui

Interesantes tips para tener en cuenta en las habitaciones

Si eres de los que creen en los potenciales del feng shui a la hora de mejorar tu habitación o dormitorio, no deberías perderte esta serie de tips y consejos de Silvestre Pérez Pérez Y Natividad Pérez Domingo.

Cuando hablamos del dormitorio en feng shui, nos referirnos a una de las estancias claves y más importantes de una vivienda. Este espacio que representa nuestro lugar de descanso, tiene como función principal la de abastecernos de nueva energía o Qi. El problema básico es que si no encontramos una fuente de energía equilibrada en la fase de sueño, pueden aparecer problemas de salud y otros desequilibrios. Veamos varios puntos a considerar sobre esta estancia.

El cabezal de las camas y la tortuga negra

Si consideramos las funciones de los órganos en el cuerpo humano, sin duda el cráneo es de las zonas más importantes y donde descansa el centro energético más elevado en la fisiología sutil. Desde el punto de vista del feng shui, la cabeza debe descansar en una zona solida, bien arraigada y libre de perturbación. Por tanto, evita colocar su cabeza sobre una zona vacía, como sería una puerta abierta, un pasillo, una zona de tránsito o un lugar sin apoyo.

Considera la sensación estando de espaldas cerca de un precipicio y verás que tu sistema nervioso, está en constante alerta. Para descansar debemos huir de los estados de estrés, y la alerta constituye una actividad yang, totalmente opuesta al estado yin de relajación que buscamos en el descanso.

En resumen, no deberías preocuparte de movimientos en la zona que existe tras tu cabeza cuando está en reposo. Este lugar requiere apoyo y total estabilidad, tanto física si hablamos de formas, como de índole energético como veremos más adelante.

Contaminación electromagnética en el dormitorio

Un problema muy habitual en los dormitorios es encontrar cableado eléctrico que discurre de lado a lado entre los enchufes y que encontramos inmediatamente detrás del cabezal de la cama y por tanto de nuestra cabeza. Sin duda alguna, el cráneo es una zona extremadamente sensible a los pulsos eléctricos, y contar con cableado muy próximo puede generar campo eléctrico o campo magnético, el cual puede perturbar las funciones normales del sueño.

Debes evitar por tanto, que la conducción eléctrica esté situada a la misma altura o cercana a tu cabeza. La mejor solución actual para evitar obras y arreglos mayores cuando ya existe el problema, es usar un desconectador de red, que tiene la función de apagar el potencial eléctrico cuando no se requiere consumo durante la noche en esta estancia.

Si podemos organizar la instalación eléctrica desde el diseño, hay que evitar cruzar el recorrido eléctrico por el cabezal. Ante la duda, es mejor realizar las lecturas de campo eléctrico y magnético con un medidor profesional.

Los consejos en este punto, se extienden a la cercanía de electrodomésticos como radio despertadores, móviles activos en la mesilla de noche, routers inalámbricos en funcionamiento, lámparas halógenas, u otros electrodomésticos que pueden generar polución electromagnética. Recuerde la sensación de silencio mental, que constata al dormir en espacios naturales libres de radiación eléctrica artificial.

Una ventilación adecuada de los sueños

Otro punto de gran importancia se refiere a la calidad del aire de nuestra zona de sueño. Algunas personas tienen la costumbre de cerrar de forma hermética el dormitorio, y llegado un punto durante la noche generan hipoxia en su sistema orgánico. Algunos síntomas al despertar serán embotamiento mental, dolor de cabeza, falta de descanso, hinchazón, y una sensación similar a que un tren de carga de mercancías hubiera pasado por encima suyo. No se puede incidir en la importancia de este punto.

Si bien es cierto que no debemos estar expuestos a corrientes directas sobre el cuerpo, también lo es, que no debemos descansar en un lugar estancado. Uno de las cuestiones fisiológicas más importantes de las técnicas yoguicas y de meditación se basa en la correcta oxigenación del torrente sanguíneo, por tanto, no hagas un yoga inverso en tu dormitorio, por falta de una ventilación adecuada. En algunos lugares podemos encontrar medidores de CO2 para estudiar la calidad del aire de un entorno, lo que nos puede dar una visión más científica de este problema.

Los espejos en el dormitorio

Esta es una pregunta muy repetida en charlas y conferencias de feng shui, y es que los espejos despiertan un interés casi mágico en muchas personas. Algunos autores dicen que cuando "el cuerpo sutil" se desliga del cuerpo físico durante el sueño, si este se ve reflejado en un espejo tiene algo así como una impresión o "susto", lo más probable, es que esta explicación no tenga ningún fundamento solido.

¿Que influencia tiene un espejo en el dormitorio? Lo primero que tenemos que considerar sobre un espejo, es que se trata de una superficie reflectante y que es similar en feng shui a una ventana virtual, la sensación que nos trae es de profundidad, como un lago de agua. En el dormitorio buscamos normalmente seguridad, estabilidad, apoyo firme, algo más relacionado con el elemento tierra, y desde esta perspectiva, demasiada agua virtual no es recomendable.

Los espejos también pueden empeorar la refracción de campos electromagnéticos, debido al material metálico utilizado para su construcción, como es fácil comprender no es positiva una dispersión de ondas electromagnéticas sin control en lugar de reposo, especialmente si hay teléfonos DECT en casa, WIFi, o alguna antena de telefonía móvil. Por tanto, evita en lo posible tener espejos dentro del dormitorio que estén comunicados con la visión de la cama, este consejo te ayudará a tener un espacio más tranquilo y estable.

La televisión para dormir

Otro de los temas recurrentes. ¿Es bueno tener una televisión en el dormitorio? La respuesta a esta pregunta depende de varios factores. En primer lugar hay que descartar problemas de radiación electromagnética que pueden convertir la zona de sueño en un lugar insalubre. Si la televisión esta lo suficientemente alejada de la cama y este problema está solventado, entonces la siguiente cuestión es analizar el impacto de lo que se vemos sobre la calidad del sueño.

Si bien, no hay nada de malo en utilizar esta pantalla virtual para disfrutar de una buena película, un documental o un programa que nos interese, tenemos que plantearnos si utilizamos este elemento como una evasión a un vacío interior, falta de comunicación con la pareja, pereza en la propia búsqueda personal u otros factores. Piensa que el momento de irte a dormir tiene gran importancia el patrón psicología que ha quedado impreso en tu mente.

Si te acuestas viendo noticias desagradables, una película sanguinaria, o imágenes que te alejan del alma, la televisión definitivamente no será un elemento de ayuda para entrar en el sueño. Si tienes la disciplina necesaria para utilizarla con sensatez en ciertos momentos, no podríamos decir siempre que este elemento sea de mal feng shui. Pero en cambio, si se convierte en la protagonista de tu espacio intimo, deberás considerar cultivar otro tipo de hábitos.

Una buena energía yin

Un dormitorio se considera desde un punto de vista general como un ámbito yin. En esta situación debemos evitar estar expuestos a situaciones yang desequilibras de forma continua. Si lo que deseamos es descansar normalmente, nuestro espacio no debe estar expuesto a colores estridentes, grandes zonas de dispersión (espejos), ruido continuo, contaminación electromagnética, corrientes de aire sobre el cuerpo, zonas alteradas a nivel telúrico como vetas de agua subterránea sobre la cama, cruces energéticos, etc. También podríamos considerar la digestión como una actividad yang, por tanto no te vayas a la cama habiéndote tragado a un buey entero, no es un consejo estricto de feng shui, pero resulta conveniente citarlo.

El resultado final de acumular un entorno yang alterado, puede ser la enfermedad. El yin también puede ocasionar desequilibrios como el estancamiento de objetos, aire viciado, exceso de humedad, colores muy oscuros, y objetos en mal estado, que generan Sha Qi.

Debes intentar que tu espacio de descanso sea sencillo y amable, la decoración debe ser frugal, pacífica y alegre y en cuanto a los colores puede decantarse por tonos neutros (ni muy cálidos ni muy fríos).

Si revisas punto por punto, encontrarás muchos consejos útiles para mejorar la salud durante el sueño. Un paso más, será la utilización de técnicas meditativas para entrar en la fase de sueño libre de cargas psíquicas o estrés mental, lo cual tle ayudará de forma determinante en el descanso y sueño durante la noche.

No olvides visitar la sección de dormitorio y feng shui para encontrar muchos más consejos de cara a tener una habitación perfecta desde este punto de vista.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "6 consejos infalibles para tener un dormitorio Feng Shui"

Comenta en Google+