La estimulación temprana en la primera infancia

La estimulación temprana de 0 a 3 años

La estimulación en la infancia es fundamental para lograr el mejor desarrollo intelectual, emocional y corporal de un niño. Por esta razón si tienes un niño pequeño lo mejor es que conozcas la importancia de la estimulación temprana.

Durante la primera infancia, período comprendido entre 0 a 3 años, es la etapa donde se produce un desarrollo acelerado integral, tanto del cuerpo como de la mente. Por ello, es fundamental que aproveches este período y comiences con una estimulación temprana que permita aprovechar al máximo el potencial de tu niño.

Si tu niño es recién nacido o está dentro del rango de 0 a 3 años, la estimulación temprana lo puede ayudar a desarrollar diferentes áreas.

  • Área cognitiva: A través de la estimulación temprana se puede relacionar mejora a nuevas situaciones, usar el pensamiento en relación directa con los objetos que lo rodean. El niño, a esta edad, necesita prestar atención, experimentar y seguir pasos o instrucciones.
  • Área motriz: Durante esta etapa necesita estimular su sistema motor, para adquirir habilidades para movilizarse y tomar contacto con el mundo que lo rodea. Por otra parte, a esta edad tu niño necesita tocar, tomar objetos con las manos; y de acuerdo a la edad, necesita poder dibujar, pintar, etc.
  • Área del lenguaje: A partir del lenguaje oral, gestual y corporal tu niño da a conocer sus necesidades, sus alegrías o sus enojos. Por ello, es necesario estimular esta área, y dejar que el bebé se exprese libremente. Una forma de estimularlo es hablarle constantemente, indicarle un objeto que está cerca o que él desea tomar. De esta forma comienza a asociar las palabras con los objetos.
  • Área socio-emocional: En esta área es necesario desarrollar los vínculos afectivos de la familia primaria, padre, madre, hermanos, de los demás integrantes de la familia y personas que queden a cargo del niño. Es sumamente importante estimular buenos vínculos que le permitan sentirse seguro, y que además seguirán como referencia.

El adulto, en este caso tú, debes cumplir en papel de referente en el cual el bebé se sienta seguro, contenido, pero a su vez debes delimitar y regir este proceso. El objetivo de la estimulación temprana de 0 a 3 años, no es formar niños superdotados, sino brindarles herramientas para que en el futuro puedan lograr su máximo potencial.


IMPORTANTE: La misión de "La estimulación temprana en la primera infancia " es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.

4 Comentarios en "La estimulación temprana en la primera infancia "

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Taty ...

Desconocia detalles sobre el tema

0

18 de may, 2012 - 13:30:13

rosana pereira ...

me fue muy util ya que estoy realizando un programa para implementar un centro de estimulacion temprana

0

22 de may, 2013 - 21:17:36

Aida ...

es excelente y muy facil de entender gracias ...

0

1 de ago, 2013 - 15:30:19

Escribe tu comentario en "La estimulación temprana en la primera infancia "

Comenta en Google+