Feng Shui: usos, abusos de una práctica milenaria

El uso del Feng Shui se ha extendido a toda clase social.

La disciplina oriental tiene un origen milenario y ha sido considerado exclusivo de las elites. Sin embargo, su uso se extiende a todo ámbito y clase social, gracias a que goza de una gran popularidad...

La disciplina oriental tiene un origen milenario y ha sido considerado exclusivo de las elites. Sin embargo, su uso se extiende a todo ámbito y clase social, gracias a que goza de una gran popularidad.

Sus reglas que buscan la armonía y el equilibrio se aplican tanto en ambientes uniformes como en edificios o espacios enormes, de ahí su gran éxito mundial. Hoy en día, se podría decir que la cultura del Feng Shui sirve para casi todo. Aplicada en las casas, edificios y barrios de todo el orbe, el Feng Shui no conoce de fronteras y tanto en Occidente como en Oriente cuenta con sus propios defensores y detractores.

Este arte milenario permite transformar las energías adversas del medio ambiente que afectan negativamente la salud, la economía y las relaciones interpersonales en otras positivas que generan prosperidad, abundancia y armonía, tanto física como espiritual.

El maestro Juan Alvarez, director del Feng Shui Cultural Center de Miami, disertó en Argentina sobre los usos y abusos de la disciplina. Comentó el caso de Donald Trump cuando, en los años 80, fue asesorado por un maestro de Feng Shui con la idea de superar su inminente bancarrota. El magnate cambió su cama de lugar, dio un giro en su vestuario y se plegó ante los consejos milenarios que, finalmente, le permitieron repuntar su fortuna.

Más allá de las bondades y los augurios de armonía, la creciente mercantilización de la práctica levantó miradas de desconfianza sobre sus conceptos. Álvarez no importa quién la utilice, ya que es una práctica abierta para todos. Álvarez compartió algunas recomendaciones, considerando que la correcta disposición de colores y objetos convierten los ambientes en "un factor importante para mantener armonía familiar".

En cuanto a los conflictos y vibraciones negativas, el experto recomienda no colocar un espejo detrás de la cama porque puede generar conflictos matrimoniales, ya que el reflejo da la idea de muchas personas en el lecho. Tampoco es conveniente situar las camas bloqueando puertas porque trae mala energía. Señala que el cabezal no debe estar lleno de aparatos electrónicos porque generaría problemas para dormir. Tampoco es muy recomendable tener un televisor muy cerca porque ocasiona migrañas.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Feng Shui: usos, abusos de una práctica milenaria"

Comenta en Google+