Arte decorativo no es igual Feng Shui

¿Pueden los hedge funds llegar a confiar en los astros a la hora de tomar sus decisiones de inversión? Por increíble que parezca, sí. De hecho es lo que hizo Nylon Capital, un hedge fund basado en Londres, cuyo gestor principal confió parcialmente la...

El Feng Shui a menudo es confundido con un mero estilo decorativo al que se atribuye la atracción de la buena suerte. Sin embargo, la realidad es otra y así lo pudieron comprobar los directivos de Nylon Capital, hedge fund que depositó gran parte de sus aspiraciones en un "supuesto experto en decoración".

No debemos llevarnos a error. El Feng Shui no puede ser tomado como un estilo de decoración, más bien todo lo contrario. Esta filosofía ancestral, china, dirige sus consejos y preceptos a una configuración determinada del espacio, para conseguir una mayor armonía de las corrientes energéticas positivas, con la idea de conseguir un mejor desarrollo personal, para quien habita dicho espacio.

Evidentemente, entre estos principios nada hay que induzca a pensar en magia o golpes de buena suerte en el término más esotérico de la palabra, pero probablemente éste fue el error que llevó a la cúpula directiva de Nylon Capital, una Hedge Fund afincada en Londres, a confiar su futuro en un astrólogo y un supuesto experto en Feng Shui.

El papel del astrólogo y sus predicciones no obtuvieron resultados que no estemos acostumbrados a presenciar: afirmaciones ambiguas y consejos inocuos que podrían ejercer el mismo efecto que una gota de agua en el mar. El autodenominado experto en Feng Shui limitó su intervención en la incorporación de elementos decorativos como pebeteros, ogros y otros iconos orientales, en las oficinas de Nylon Capital en Londres.

El hecho, consideraciones bursátiles y financieras aparte, pone una vez más de manifiesto el peligro que supone la aparición de supuestos expertos en artes, filosofías y medicinas tradicionales de aspecto exótico que, precisamente por tratarse de disciplinas poco conocidas en Occidente, se prestan a ser utilizadas de forma incorrecta y, con demasiada frecuencia, fraudulenta.

El Feng Shui habla de una forma meridiana de aspectos puramente formales y estructurales, a la hora de configurar el espacio en el que habitamos o trabajamos: la disposición de los diversos habitáculos que lo conforman, los colores adecuados para crear una atmósfera idónea y, en algunos casos, el posible valor positivo que pueden aportar elementos verticales u horizontales, pero nunca la colocación de adornos u objetos de un determinado estilo o estética.


1 Comentario en "Arte decorativo no es igual Feng Shui"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

irma olivares ...

muy bien felicidades.

0

13 de oct, 2011 - 19:29:35

Escribe tu comentario en "Arte decorativo no es igual Feng Shui"

Comenta en Google+