Cómo es una sesión de cuencos tibetanos

Una puerta hacia la relajación

¿Andas con ganas de conocer cómo es una sesión de cuencos tibetanos? Entonces es momento de probar con este artículo, donde vas a conocer todas las claves acerca de estos relajantes y terapéuticos instrumentos orientales.

Los cuencos tibetanos son recipientes con forma de campana, generalmente conformados por la alienación de varios metales. Sus sonidos (también conocidos como cantos) dependen de la forma de tocarlo, de su tamaño y de la materialidad. Cada cuenco sintoniza una nota que afecta cada uno de los siete chakras de tu cuerpo.

Pero sacar el sonido perfecto de cada uno de ellos es todo un arte y requiere práctica y conocimientos específicos. Si bien tu puedes cuentos tibetanos en tiendas especializadas, lo mejor es acudir a personas entendidas y que puedan preparar sesiones que permitan mejorar el aspecto de tu vida que quieras. Desde la primera sesión notarás cambios internos y externos.

¿Cómo se prepara una sesión de cuencos tibetanos?

Puedes usar los cuencos tibetanos solos o como complemento para otros tipos de terapias tales como la acupuntura. Éste el primer punto que determinará cómo será la sesión de cuencos tibetanos. Si se usa sola durará entre 45 y 60 minutos, pero si acompaña otro tipo de terapia será más corta, de 15 a 30 minutos, ya que la idea es que relaje al paciente, pero sin ocupar demasiado tiempo, dejando lugar a la terapia principal.

En cualquiera de los dos casos las sesiones son similares. El encargado de realizarte la sesión preparará el espacio especialmente para la misma. Será un espacio tranquilo, alejado de los ruidos molestos del exterior, pintado de colores claros y despejado, con pocos muebles y objetos.

En el suelo encontrarás un colchón o colchoneta con una almohada. Alrededor del colchón verás cuencos de diferentes tamaños y otros elementos que formarán parte de la terapia, como mazos o mangos, platillos tibetanos y en algunos casos piedras y gongs. La disposición de estos objetos dependerá de quien lleve a cabo la sesión y de su comodidad, ya que a medida que avance la misma irán cambiando de lugares. Generalmente son dispuestos alineados con los chakras de tu cuerpo.

Fases o estados de una sesión de cuencos tibetanos

  • Respiración profunda. Una vez que comienza la sesión cerrarás los ojos y respirar profundamente. Quien guíe la sesión te dará un ritmo y ayudará a llegar a un estado de relajación. Generalmente la sesión comienza tocando los cuencos sobre tu cabeza, tanto sobre las manos de quien realiza la sesión como sobre tu cabeza en sí, también podrías sentarte y el cuenco ser tocado como una “campana” con tu cabeza dentro.
  • Percepción de los sonidos. Con el paso de los minutos, el sonido de los cuencos atravesarán todo tu cuerpo, pasando por el cuello, pecho, hombros brazos, manos, piernas y pies.
  • Relajación total. Durante toda la sesión sentirás como las vibraciones armónicas de los cuencos ayudan a que entres en un estado de relajación profunda, interviniendo en tu respiración y ritmo cardíaco. Esta sensación puede ser tan fuerte que te dormirás profundamente.

Hay diferentes tipos de terapias con cuencos tibetanos, ésta es la base, también puedes incorporar agua dentro de los cuencos y canto suave, todo depende de tus necesidades.

Cuencos tibetanos

Otros ejercicios y sesiones con sonidos que te ayudarán a relajarte

Como es sabido, los cuencos tibetanos tienen un fin primordial, que es el de relajarte cuando no encuentras esa calma que estás precisando. Pero no son el único método que te servirá para conseguir este objetivo: existen otros tipos de ejercicios y sesiones con sonidos que puedes poner en práctica para despejarte de la rutina que te aqueja.

  • Relajación en 5 minutos con musicoterapia. Un rato de tu tiempo a cambio de un poco de relax de forma casi inmediata. Todo a través de un ejercicio sencillo y rápido. Ahora el tiempo no será una excusa. ¿Te lo vas a perder?
  • Desconexión del entorno con música. Otro ejercicio muy sencillo que puedes poner en práctica, con música relajante, que te dejará a punto para despejarte de los males mundanos que tienen tu cabeza ocupada y estresada.

¿Para qué usarías los cuencos tibetanos?

Gráfico de la encuesta: ¿Para qué usarías los cuencos tibetanos?

Para relajarte

11/1

Para conectarte contigo mismo

4/0

Para ver cómo suenan

1/1

Para conocer otra experiencia

2/0

Por otras razones

2/2

¿Ya has tocado con ellos? ¡Cuéntanos!

1 Comentario en "Cómo es una sesión de cuencos tibetanos"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Maose ...

Es una delicia escucharlos. Me relajan muchísimo. me invitan a meditar. Me siento bien.

0

20 de ago, 2017 - 08:46:55

Escribe tu comentario en "Cómo es una sesión de cuencos tibetanos"

Comenta en Google+