Cuencos tibetanos: ¿Tienen poderes curativos?

Frecuencias relajantes que favorecen tu salud

¿Quieres saber en qué se basan cuando dicen que los cuencos tibetanos tienen poderes curativos? Pues entonces no tienes más que leer esta nota para saberlo. (Y)

Los cuencos tibetanos son unos recipientes cantores con una historia algo incierta, pero ancestrales, ya que son utilizados hace, al menos, 3000 años, como parte de la cultura Pre Budista.

A mediados de los 50 muchos se destruyeron y hoy gozan nuevamente de popularidad. Siempre gracias a su propiedades sanadoras. Entre ellas ayudan en la relajación, a aliviar el estrés y se utilizan como terapia complementaria emocional, física y mentalmente. Su uso se extiende al Reiki, curación holística y musicoterapia, pero útlimamente están gozando también de aceptación en la medicina occidental y tradicional.

Sus poderes curativos

Dado que la naturaleza de sus poderes curativos, que se basan en el sonido y cómo sus vibraciones actúan en tu organismo, son bastante diferentes a lo que se conoce actualmente como “sanador” es normal que te sientas algo escéptico ante ellos. Pero esto no es nada mágico ni mucho menos una mentira, sino una forma de sanar diferente a la que conoces.

Sus proceso sanativo se inicia cuando tus ondas cerebrales se sincronizan con el sonido de los cuencos. Esto produce un efecto serenador que incentiva la meditación y el pensamiento creativo. Aclara tu mente, permitiendo que se centre en lo importante.

Si bien este tratamiento debe ser acompañado de otros más tradicionales el poder de sonido es curativo. Su vibración llega a todas las partes de tu cuerpo y mente, modificando todos los planos, principalmente el emocional y espiritual. Éstos muchas veces tienen más que ver con los dolores y molestias físicas de lo que parece.

Aval científico para la terapia con cuencos tibetanos

Tanto es así, que muchas universidades de medicina ya están proponiendo tratamientos que no sólo se centren en la quimioterapia y otras terapias nocivas para el organismo. Estos nuevos programas y tratamientos enlazan, cuerpo, mente y alma. Estudios recientes tanto en prevención como en el proceso de curación demostraron que los cuencos tibetanos actúan sobre el organismo como análgesicos y agentes curativos.

Esta nueva forma de ver a la enfermedad (sea cáncer o cualquier otra), se centra en que es una manifestación de un desequilibrio en tu cuerpo, que se manifiesta en un órgano determinado. En ese espacio la energía es diferente, alterando su vibración mediante el canto de los cuencos sería posible cambiar la estructura de las células.

La sincronización de tu mente con el canto de los cuencos ayuda también a calmar tu mente y despejarse del dolor, sincronizando las ondas cerebrales y extendiendo la conexión entre tu cuerpo y mente.

Es decir, los cuencos actúan como sintonizadores cuando la energía de tu cuerpo está desarmonizada. Así, el flujo de la energía se restablece y permite que tu cuerpo vuelva a estar sano.

La tonalidad de los sonidos que producen ayudan a tu mente a llegar a un estado emocional difícil de alcanzar, esto también ayuda a despejarte un rato y dejar de pensar en tu enfermedad, dejando a tu cuerpo y mente descansar del malestar que produce no sólo estar enfermo, sino también, pensar en ello. Un estado de descanso mental y físico profundo cambia las respuestas emocionales y físicas frente a la vida cotidiana, reduciendo el estrés (que es una enfermedad en sí y produce y empeora otras).

Conclusiones acerca de su poder curativo

En conclusión, los cuencos tibetanos tienen poderes curativos, algunos médicos ya los incluyen en tratamientos para diversas enfermedades y funcionan en varios niveles: físico, emocional y mental. Es decir, es un tratamiento completo que armoniza tu mente con tu cuerpo y ayuda a armonizar las células, colaborando con otros tratamientos más tradicionales a mejorar diversos problemas de salud.

Cuencos tibetanos

Otras preguntas que quizás te hagas sobre los cuencos tibetanos

¿Quieres saber algunas otras cuestiones acerca de los cuencos tibetanos? Siempre hay mucho que aprender sobre ellos. Y mucho más si estás pensando en comenzar a practicar o directamente comprarte uno.

  • Cuánto cuestan. Los hay de todos los precios. Los mejores y más reputados, son los antiguos. Pero son también mucho más costosos; incluso algunos, coleccionables.
  • Cómo se tocan. Si bien requiere de tiempo poder dominar bien la técnica de los cuencos tibetanos, también es cierto que pueden darte muchas satisfacciones.
  • Para qué sirven. Desde ya, puedes usarlos en un montón de prácticas diferentes. Pero lo mejor será saber para qué te sirven antes de comprarlos o probarlos.

¿Crees que los cuencos tibetanos tienen poderes curativos?

2/0

No

0/1

Un poco

0/2

No lo sé

¿Ya los has probado? ¡Cuéntanos!

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cuencos tibetanos: ¿Tienen poderes curativos?"

Comenta en Google+