Los síntomas más comunes de la ansiedad social

Conoce las causas de la fobia social

¿Crees que estás sufriendo de ansiedad o fobia social? ¿Quieres conocer cuáles son sus síntomas más habituales? Entonces no dejes de leer esta nota, donde podrás conocer todo acerca de esta problemática.

La ansiedad o fobia social puede darse en cualquier etapa de la vida, tanto niños, como adolescentes y adultos pueden experimentarla. En los más pequeños es algo común, ya que es parte del proceso de socialización, la incorporación como individuo a la actividad social. Sin embargo sólo debe ser una etapa. Si es muy intensa, es decir que el niño no puede desenvolverse ni siquiera en ámbitos sociales cercanos o se extiende más allá de la adolescencia, puede tratarse de ansiedad social crónica, lo que es un tema mucho más complejo.

Qué es la ansiedad social

En resumidas cuentas la ansiedad o fobia social es básicamente un problema de ansiedad. Sus principales síntomas son la exagerada timidez e inhibición frente a situaciones sociales consideradas comunes. Estas sensaciones se transforman en un miedo extremo que te impide llevar a cabo una vida normal, interfiriendo en tus relaciones sociales, estudiantiles, laborales y cualquier otra que requiera un contacto con otras personas.

Si bien en algunos casos extremos esta dificultad puede aplicarse también con tus amigos y familiares, generalmente está relacionado con nuevas experiencias con personas desconocidas, hablar en público y presentarte ante una audiencia.

Causas de la ansiedad social

Las causas de este problema no están determinadas, depende de cada persona. Aunque generalmente se lo suele relacionar tanto con factores biológicos como con situaciones traumáticas, por ejemplo, una mala experiencia frente a un público de pequeño; como también con el modo de crianza, los niños sobreprotegidos suelen tener más problemas para relacionarse con los demás.

Algunas personas desarrollan ansiedad social generalizada, es decir que la sufren en cualquier situación social, mientras que otras sólo en determinadas situaciones (un examen, una cita, entrevista laboral, entre otras).

La ansiedad social como una etapa

Para entender mejor este trastorno es necesario volver atrás, hacia la infancia. Durante el primer proceso de socialización el niño comienza a conocer otras personas más allá de su entorno hogareño, el kinder o jardín, nuevos amigos en el parque, hijos de los amigos de sus padres, entre otros. Es normal que en un principio tema o se esconda atrás de ti, su padre o madre y quiera que hables por él.

En esos momentos el niño se siente cohibido, nervioso y tímido. El rol de los padres en este momento es fundamental, una actitud sobreprotectora puede empeorar el problema, acompáñalo, pero déjalo liberarse al mismo tiempo. Con el paso del tiempo estas sensación deberían ir disminuyendo, pero depende de cada niño, algunos son más extrovertidos y otros más introvertidos. La evolución de este proceso puede concretarse antes o durante la adolescencia, otra etapa complicada en la vida de cualquier persona en desarrollo donde la rebeldía y la falta de motivación puede hacer que el adolescente prefiera encerrarse en su mundo.

No debes confundir estas situaciones con la ansiedad social (con todas la letras), ya que es un proceso por el que todos, en menor o mayor medida pasamos. El problema está cuando esta sensación de extrema timidez se extiende más allá de la adolescencia o impide al niño hacer cualquier tipo de contacto con amigos durante su infancia.

La ansiedad social en adultos

Es muy común hablar de las fobias, a lo insectos, las serpientes y también de los miedos, al agua, a sufrir accidentes. Pero poco se habla de la ansiedad o fobia social que sufren muchas personas y les complica o imposibilita llevar a cabo una vida normal.

Es normal que sientas inseguridad, vergüenza y hasta un poco de ansiedad a la hora de presentarte en un nuevo grupo o conocer personas, sin embargo, una vez que rompes el hielo esa situación estresante se convierte en algo agradable. Pero cuando sufres ansiedad social ese momento nunca llega.

La ansiedad que experimentas es mucho más extrema y puede provocar señales físicas como sudor, temblores musculares y en la voz lo que puede hacer que finalmente evites enfrentar estas situaciones. Este problema no sólo te imposibilita hacer nuevos amigos o pareja, sino que también puede traerte complicaciones en la universidad y en tu trabajo.

Los síntomas más comunes de la ansiedad social

Tal como lo dice su nombre la ansiedad es el síntoma principal, pero dentro de esta hay muchas otras sensaciones. También pueden sentir miedo intenso a ser observado y juzgado por otras personas. Dirás, esto es algo común, por ejemplo, cuando vas a una entrevista laboral.

Pero si sientes ansiedad social este miedo puede tan intenso que te paraliza, y te tiene preocupado durante días o semanas antes de la presentación o reunión. Esta sensación tan fuerte puede impedirte hacer nuevos amigos, conservar los que tienen, entablar relaciones románticas y también puede afectar tu desempeño en tu casa de estudios o trabajo.

Síntomas psíquicos

  • Miedo. Uno de los síntomas que mejor describe este trastorno, el miedo. Simplemente resume todos los otros síntomas y sensaciones que sientes cuando sufres ansiedad social. Miego a ser juzgado, a entablar una conversación con otra persona, a ver vigilado. Y no hablamos de un miedo normal que puede darte antes de comenzar una nueva actividad, sino de uno paralizante que puede hacer que evites cualquier interacción social, principalmente con personas desconocidas.
  • Mutismo. Aunque es más común en niños, algunos adultos también pueden sufrir de mutismo selectivo. Éste es un síntoma de timidez extrema y significa que se les imposibilita hablar con determinadas personas, por ejemplo, compañeros o profesores.
  • Evitación. Este síntoma es muy común y generalmente sucede luego de haber pasado algunas situaciones embarazosas. Si sufres ansiedad social es normal que quieras evitar ir a reuniones sociales, la escuela, el trabajo, fiestas y hasta usar baños público. Todo esto por temor o vergüenza frente a la idea de conocer nuevas personas y que estas puedan hablarte.
  • Ansiedad. Puedes sentirla tanto mientras piensas en una actividad social que debes realizar (por ejemplo, la noche antes de ir a la escuela) y también durante la actividad en sí (cuando estás hablando con alguien en una reunión). Generalmente se somatiza con síntomas físicos.

Síntomas físicos

Cuando los síntomas psíquicos sobrepasan tu capacidad de esconderlos es normal que se reflejen también en síntomas físicos.

  • Sudoración. Tanto en las manos como el cuerpo, espalda, pecho, frente. Aunque no sufras este trastorno puede haberlo sufrido alguna vez.
  • Tartamudeo. O dificultad para hablar con nuevas personas o a la hora de hacer una presentación oral o entrevista de trabajo. Puedes olvidar las palabras o te puede costar que salgan de tu boca.
  • Ruborización. Las clásicas mejillas rojas de cuando te sientes avergonzado son moneda común cuando sufres ansiedad social.
  • Temblores. Este, junto con las dificultades para hablar pueden ser de las más complicadas ya que puede complicar mucho tu interacción con los demás y también incomodarlos.

Problemas secundarios

Es bastante común que las personas que sufren este problema busquen salidas rápidas para solucionarlo como consumir alcohol o drogas, pero debes saber que esto no es un remedio, la única forma de remediarlo completamente es con la ayuda de un profesional que poco a poco te guiará para que tus miedo vayan desapareciendo.

Este trastorno no nace de un día para el otro, sino que se va formando y cuanto antes le comiences a prestar atención más fácil será salir.

Nervios

Otros temas a tener en cuenta sobre la fobia social

  • Ayuda para hablar en público. Uno de las problemáticas más comunes es la situación de hablar en público, preparándote e intentando sentirte más cómodo podrás poco a poco solucionarlo, comienza en grupos de gente conocida, practica y verás que el nerviosismo disminuye.
  • Diferencia la timidez de la fobia. Seguramente hayas sufrido todos los síntomas nombrados anteriomente, esto no significa que tengas fobia social, quizás sólo seas tímido y son dos cosas muy diferentes. Si eres tímido, aunque en un principio te cueste lograr lazos sociales finalmente lo logras.
  • Autoayuda para la fobia social. Aunque la mejor solución es ver a un médico psicólogo o especialista, es importante que comiences a mentalizarte e intentes ayudarte a ti mismo para solucionar los problemas. Piensa con calma sobre tu fobia e intenta ver el lado positivo, no te exijas tanto y recuerda que no tienes porque agradarle a todo el mundo.

¿Sufres o conoces a alguien que sufra de ansiedad social?

Gráfico de la encuesta: ¿Sufres o conoces a alguien que sufra de ansiedad social?

Si

15/1

No

0/2

Creo que sí

1/0

¿Te ves reflejado en sus síntomas?

2 Comentarios en "Los síntomas más comunes de la ansiedad social"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Norma ...

Necesito ayuda , la ansiedad me está sobrepasando y afectando cada vez más. No se como cobtrolarla y me lleva a la depresión.

0

30 de jul, 2016 - 19:27:32

Agustin,racionero Rivera, ...

Sufro de ansiedad ,social,me identifico ,totalmente ,con su comentario,nunca fuy bien tratado ,pues ahora ,tengo ,64 años y nunca fuy reconocido ,y cuando se me reconoció ,se me dijo ,que ya estaba,cronificada ,y no se podía hacer ,nada ,solo pastillas,pero esa no ha sido ,una solución,ya son 37 años con ellas,ya no tengo esperanza ,ni fe,muchas gracias ,por su publicación,

0

25 de dic, 2016 - 20:05:59

Escribe tu comentario en "Los síntomas más comunes de la ansiedad social"

Comenta en Google+