Huevos de Pascua de chocolate, una dulce tradición

Los Huevos de Pascua de chocolate, una tradición con muchos adeptos

La campaña de Pascuas ha vuelto a ser todo un éxito con respecto a la producción de chocolate que se ha materializado en los tradicionales Huevos de Pascua, que, como siempre, han hecho las delicias de grandes y pequeños, como cada año.

El origen real de la Pascua se remonta al éxodo de los judíos de Egipto a la tierra prometida. Durante mucho tiempo estuvo prohibido comer carne y huevos en Cuaresma, por eso, el día de Pascua, la gente corría a distribuirlos como regalo y así nacieron los huevos de pascua que antiguamente se realizaban uno a uno, con un molde prefabricado, lo que dificultaba mucho su elaboración en serie.

Hoy en día la fabricación sigue siendo artesanal aunque se producen una mayor cantidad de huevos de pascua por año, gracias a las nuevas técnicas empleadas por los maestros confiteros. Así, la venta de huevos de pascua se ha triplicado esta semana santa con respecto a otros años. En el caso concreto de Asturias, las confiterías han conseguido vender más de 300 kilos de chocolate durante esta jornada vacacional. Pero lo importante del dato no es que se haya vendido el suculento manjar en esta proporción sino que se hayan vendido en su mayor parte, huevos de pascua.

Tal es así que desde la asociación de confiteros se asegura que una sola pastelería "cada año trabaja con más de 300 kilos de chocolate" con lo que realizan unas 140 figuras, 250 huevos que acompañan con un regalo y unas 100 tartas con el huevo de pascua.

Este año, triunfan los clásicos de 'Mickey Mouse', 'Bart Simpson' o 'Harry Potter' a los que se han sumado las figuras de 'Los Pingüinos' de la película de Walt Disney y los coches de Fernando Alonso", entre otros. Igualmente, las figuras de animales siguen siendo las preferidas de los más pequeños.

Pero no sólo existe tradición en nuestro país, por ejemplo en Argentina también han sucumbido a la moda de personalizar los huevos de pascua, donde la posibilidad de elegir no está en acudir al escaparate sino en pedir al confitero la forma que el cliente desee. Además, también aumentan los clientes que deciden encerrar una sorpresa en el interior del huevo para deleite del receptor, desde anillos de compromisos y objetos decorativos que se esconden entre el relleno de chocolate y lo cierto es que este sistema se está popularizando cada día más. De igual forma, el chocolate amargo va ganando paso entre las preferencias de los amantes del chocolate frente al tradicional chocolate negro o con leche.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Huevos de Pascua de chocolate, una dulce tradición"

Comenta en Google+