El inevitable duelo por la muerte de un ser querido

Ayuda para afrontar una muerte. La aceptación de la muerte dependerá de factores personales y sociales. Los especialistas destacan la importancia de despedirse del fallecido

La pérdida de un ser querido es un triste episodio que, con mayor o menor intensidad, todos hemos sufrido alguna vez. El "shock" que produce el momento de conocerse el fallecimiento da lugar a un proceso cuyas características o estadios dependen de tal cantidad de variables que es imposible establecer un patrón concreto.

Sin embargo, en este proceso que se conoce como "duelo" suelen presentarse una serie de coincidencias que sí nos permiten establecer, al menos, una serie de fases que nos indicarán la cercanía o no del final del proceso mismo.

La primera variable a tener en cuenta es lo esperado o inesperado de la muerte. Los fallecimientos producidos a causa de accidentes de tráfico, homicidios y suicidios llevan consigo un componente que produce un golpe más traumático aún si cabe en el entorno más cercano. En este tipo de situaciones, al duelo normal se añade la sensación de caos que produce la falta del ser querido y, sobre todo, la ansiedad provocada por la incertidumbre de una vida sin él.

Pasado el momento del primer choque emocional, que realmente dura muy poco tiempo, se pasa en ocasiones a un estado de negación sobre lo sucedido, lo que suele desembocar en un episodio depresivo que, a pesar de lo desagradable de su incidencia, suele resultar ser un indicador de que el proceso se está desarrollando de forma adecuada.

Después surgen sentimientos más elaborados como la ira o la culpa. Que afloren una u otra dependerá de a quién se atribuye la situación traumática -emocionalmente hablando-. En el caso de la culpa, suele estar muy relacionada con el hecho de no haber podido despedirse del fallecido.

En un final normal de este proceso, poco a poco la nueva situación, provocada por la falta del ser querido, deja de constituir un choque traumático para convertirse en cotidiana y habitual. Es el momento en el que el duelo finaliza y la vida sigue su curso. Sólo en un porcentaje muy reducido de las personas que han sufrido la falta de un ser querido –alrededor de un 5%- el duelo continúa abierto y precisa de la intervención de un profesional para evitar secuelas psicológicas importantes.


4 Comentarios en "El inevitable duelo por la muerte de un ser querido"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

Maria Isabel Muñoz del Toro ...

Estimados amigos y amigas:
Hace casi 2 años que perdí a mi Mamá.
El camino de lagrimas ha sido duro, estoy algo más tranquila, lo he conseguido acercandome a la iglesia.
Les propongo que nos ayudemos entre todos.
Un gran abrazo

0

26 de mar, 2013 - 23:44:55

Graciela ...

Buenas noches.Escribo para expresar mi opiniòn sobre el articulo que he leido. Me pareciò`bueno y de mi interès.
Tambièn escribo porque hace poco tiempo perdi a un ser muy querido .Mi tia ( màs que tia era mi madre),asi la consideraba yo.Siempre fue mi compañera,mi amiga y en èstos momentos siento un gran dolor y la extraño mucho.Ella falleciò el 29 de enero del corriente año. No sè cuanto durarà èste dolor tan intenso que siento.
Algùn dia la podrè recordar sin sentir la necesidad de llorar?
Los lazos que nos unian eran muy fuertes, y ella era muy buena persona.

0

26 de sep, 2011 - 00:12:54

Marco ...

Perdi a mi señora madre hace 11 días y en verdad me duele mucho, ni siquiera puedo dormir bien, tengo pesadillas todas las noches y todo el dia tengo el cuerpo con mucha tensión, ademas de que siento como si alguien me apretara el pecho y como si alguien me siguiera todo el tiempo, ademas de una indescrptible angustia que no se me quita con nada ya que no puedo aceptar el hecho de que ya no voy a contar con ella que era la que mantenia unida a toda mi familia ya que era una mujer adorable que se preocupaba por todos, y no hacia distinción de personas, lo mismo le hablaba al pobre como al rico, al sacerdote como al ladron, al soberbio como al humilde, es por eso que me cuesta mucho trabajo el comprender que ya no la voy a volver a ver.

0

11 de oct, 2012 - 16:14:51

Susana Soto ...

Hola.
Hace tres años perdí a mi esposo, y aun siento soledad y un gran trauma que me dejo su muerte, debido que no me supieron explicar el diagnostico de la misma, lo extrañamos mucho, mis hijas no encuentran consuelo, todos dicen que con el tiempo sera diferente, pero cada día lo extrañamos mas, no comprendemos la factura tan cara que nos toco pagar, pero Dios no se equivoca y solo el sabe porque hace las cosas.

0

3 de ene, 2013 - 18:12:25

Escribe tu comentario en "El inevitable duelo por la muerte de un ser querido"

Comenta en Google+