El mensaje del agua

¿El pensamiento puede modificar la estructura del agua?

Parece extraído de una novela de ciencia-ficción, pero no lo es. Las investigaciones del Dr. Masaru Emoto intentan demostrar que el agua, elemento que conforma el 70 % de nuestro organismo, actúa ante nuestros pensamientos e intenciones. Sin embargo, desde otros sectores de la comunidad científica sus resultados se han puesto en duda.

Las referencias incluidas en el film "¿Y ahora tú que sabes?" ("¿What the bleep do you know?") hicieron famosas las investigaciones de Masaru Emoto. De acuerdo a las mismas, el agua es capaz de guardar cualquier información que se le envíe, haciéndose visible con la congelación y la posterior observación al microscopio de los distintos cristales hexagonales que se forman en el líquido.

Esto vendría a confirmar que nuestros pensamientos son capaces de incidir en la realidad y modificarla. ¿Cómo se desarrollan, entonces, los experimentos de Emoto?.

Consisten básicamente en exponer muestras de agua a distinto tipo de informaciones, observando posteriormente en el microscopio las supuestas reacciones en sus estructuras moleculares que producirían las creaciones, pensamientos e intenciones humanas.

El primer resultado sería que las diversas fuentes naturales de agua provocarían cristales sumamente hermosos y perfectos estéticamente, mientras que en la mayoría de las aguas potables de las grandes ciudades no se producirían imágenes.

De la misma manera, si se le aplica una información musical al agua, ésta produciría bellos cristales si se trata de música clásica o de carácter armónico, por ejemplo de compositores como Mozart, Bach o baladas populares antiguas, mientras que con sonidos más estridentes o disonantes, como en el caso del heavy metal, no se formarían cristales.

Del mismo modo, se habrían registrado imágenes de moléculas de agua que, luego de la influencia durante un período determinado de tiempo a fotos o palabras escritas en papeles conteniendo mensajes positivos ("amor", "gracias") producirían bellos cristales. Por otro lado, con las palabras "diablo" o "tonto", no se formarían esas imágenes.

En contrapartida, desde distintos sectores de la comunidad científica, Emoto ha recibido críticas por no aplicar suficientes controles a sus experimentos y por diseñar los mismos de una forma en la que el error humano puede influir en los descubrimientos.

Nadie puede dudar de la infinita capacidad que tiene la naturaleza para sorprender a la conciencia humana. ¿Será este un nuevo caso que nos acerca a un estado de superación de la especie, introduciéndonos en el campo del manejo conciente de nuestra mente y nuestros pensamientos o, por el contrario, se tratará de otra moda pasajera con escaso fundamento científico?.


1 Comentario en "El mensaje del agua"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

elisabeth rojewski vergel ...

Si he experimentado, cuando me voy a tomar un vaso de agua mentalizo una idea, como por ejemplo un pensamiento positivo o sanación y luego me tomo el vaso de agua con tranquilidad, de inmediato viene a mi mente una sensación revitalizante a mi organismo. Tengo un problema renal y he evitado hasta el momento que me dialisen, porque luego de realizar este ejercicio se normalizan los valores en los exámenes de laboratorio.

0

24 de abr, 2012 - 23:53:52

Escribe tu comentario en "El mensaje del agua"

Comenta en Google+