Leche materna, un delicioso manjar para tu bebé

Cómo amamantar a tu bebé

El recién nacido tendrá que adaptarse a la vida extrauterina y para que su crecimiento y desarrollo sea adecuado, la madre debe aportar la mejor leche en esta etapa, la suya, que siempre está disponible, a temperatura ambiente y que lo protegerá contra enfermedades, estableciendo un vínculo afectivo madre hijo, insuperable.

En el seno materno, el feto está protegido y alimentado por su madre a través del cordón umbilical y el feto vive y siente su mundo a través de su madre.

El instante del nacimiento es trascendental, el recién nacido a partir de ahora tendrá que adaptarse a la vida extrauterina y para que su crecimiento y desarrollo sea adecuado la madre debe aportar la mejor leche en esta etapa, la suya, la de la especie, que siempre está disponible, a temperatura ambiente y le ofrece las sustancias nutritivas, vitaminas, e inmunoglobulinas o sustancias de defensa que lo protegerán contra las enfermedades, fundamentalmente respiratorias, digestivas y de causa alérgica, estableciendo además, un vinculo afectivo madre hijo, insuperable.

Ofrecemos orientaciones a las madres sobre cómo alimentar de una forma adecuada y de manera que pueda garantizar un desarrollo y crecimiento óptimo en su bebé:

  1. Alimentar al seno materno a libre demanda. El pecho no tiene horario.
  2. Al inicio, la secreción láctea es escasa, blanquecina (calostro) rica en proteínas e inmunoglobulinas y en la medida que se ofrece irán cambiando sus características para tornarse más espesa, amarilla, y más abundante.
  3. Ofrecer cada seno por un período de 20 a 30 minutos, luego expulsar los gases colocando al bebé sobre el hombro y dar inmediatamente el otro seno por el mismo tiempo.
  4. En la próxima mamada, ofrecer el último seno que se dio, que será el que tenga más leche.
  5. Ordeñarse los pechos después de cada mamada del bebé (Extracción residual) con esto garantizamos tener más leche para ofrecerle.
  6. No asociar otras leches, pero de ser necesario, debes saber que al hacerlo, traerá como consecuencia que tu secreción láctea disminuya.
  7. Brindar leche materna exclusiva por un período de 6 meses como mínimo.
  8. Alimentar a tu bebé en un ambiente tranquilo, el stress, la ansiedad y el miedo hará que la secreción disminuya.
  9. No hay ningún alimento, que te haga producir leche, sólo la constante succión de bebé, favorecerá el incremento de la misma.

Si quieres conocer otras ventajas, de la alimentación natural así como otros aspectos relacionados con la nutrición, desarrollo y crecimiento de tu bebé puedes comunicarte conmigo.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Leche materna, un delicioso manjar para tu bebé"

Comenta en Google+