Como utilizar la cocina solar como refrigerador

Usos alternativos de la cocina de embudo

Se ha demostrado que la cocina solar parabólica de embudo puede utilizarse por la noche como nevera. ¿Cómo es eso?. Aquí le mostramos la forma de aprovechar a fondo su cocina solar.

Para utilizarse como refrigerador, la cocina embudo presentaría el mismo montaje que tendría durante las horas de sol, con dos excepciones:

1- El embudo debe estar orientado hacia el cielo oscuro de la noche. No debe apuntarse hacia el piso, un árbol o una pared, porque la radiación térmica puede disminuir el efecto refrigerante.

2- Hay que colocar dos bolsas envolviendo el bote o tarro en vez de una, con espacios entre las mismas y el bote, que en esta oportunidad funcionaría como recipiente de la nevera. Estas bolsas de HDPE (polietileno de alta densidad) e incluso las normales, aumentan la potencialidad del embudo como refrigerador nocturno.

Como resultado de estos cambios, el bote de cocción se convierte ahora en un pequeño frigorífico para utilizar en horas de la noche.

De esta manera, se alcanza una temperatura aproximada de unos 10º C más baja que la temperatura ambiente, utilizando este simple aparato de fabricación casera.

En ocasiones, si el clima externo ayuda, es posible obtener hielo con este dispositivo natural.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Como utilizar la cocina solar como refrigerador"

Comenta en Google+