Los dulces usados como juguete sexual

El dulce puede convertirse en un magnífico aliado a la hora de las actividades 'non sanctas', pero es muy importante saber darle buen uso.

El uso de juguetes sexuales en el ritual de juegos, caricias y demás prácticas excitantes previas al coito no es algo tan reciente ni tan atrevido como se piensa. Es el caso de algunos dulces que vienen siendo usados, desde hace ya algún tiempo, para ser aplicados sobre determinadas zonas del cuerpo con el objetivo de provocar mayor excitación sexual.

Desde que Marlon Brando utilizara la nata en su "Último Tango en París" o Mickey Rourke echara sobre el vientre de Kim Basinger una buena dosis de miel y fresas, el uso de alimentos, sobre todo los dulces, como improvisados "actores" en los juegos sexuales de lo que conocemos popularmente como "preliminares", han ganado multitud de adeptos hasta crear a su alrededor toda una industria.

Así, hoy en día podemos encontrar preservativos, slips, tangas y otras prendas que son comestibles. Sin embargo, la imaginación es la dueña y señora en este tipo de juegos sexuales y, en este sentido, resulta muchísimo más gratificante y satisfactorio dar rienda suelta a la imaginación y confiar en el atractivo de la improvisación teniendo, eso sí, ciertas precauciones.

A la hora de escoger un determinado alimento para utilizarlo en ciertas zonas del cuerpo, hemos de poner especial cuidado en que su tacto o incluso su ductilidad no terminen provocando daños en nuestra pareja –por ejemplo, irritando la piel-. En este sentido, conviene descartar el uso de alimentos sólidos.

En el apartado de alimentos líquidos o al menos fluidos, existe todo un abanico de posibilidades, a cual más atractiva, además de la consabida nata y la miel de las dos películas más comentadas a lo largo del cine en lo que a "gastronomía erótica" se refiere. Con el azar como amo, alimentos con el almíbar –cuyo tacto pegajoso puede resultar muy interesante-, la vainilla o el chantillí pueden convertirse en grandes aliados de la líbido.

El chocolate líquido –dejado enfriar, claro está- puede ser también un poderoso "actor" en esta "comedia" erótica, si bien hemos de tener en cuenta que dicha función la puede cumplir con la misma solvencia un finísimo –y carísimo- chocolate suizo o el más común de los chocolates a la taza.

1 Comentario en "Los dulces usados como juguete sexual"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

venito camelas ...

No me Parece Para nada interesante tu post HDP

1

4 de abr, 2012 - 06:22:09

Escribe tu comentario en "Los dulces usados como juguete sexual"

Comenta en Google+