Sexo Tántrico: El arte de la sensualidad

Sexo Tántrico. Tú, como maestra de amor sensual ante tu amor "para siempre", o ante cada pareja con la que elijas estar: suena bien, suena sugestivo para ti, suena a una nueva posibilidad que abrirá en mucho tu mundo sexual femenino...

En el amor, volcarse en la pareja es uno de los puntos fuertes de la relación, tanto en el plano sentimental como en el sexual.

La búsqueda del placer en la pareja depende siempre de las dos personas. Así, cuánto más placer, más sensibilidad y, ante todo, más opciones tengamos para sorprender a la otra persona, más cerca estaremos de alcanzar la plenitud, en nuestra relación.

Todo proceso conlleva aprendizaje y horas de práctica. A la pareja no podemos exigirle inmediatez en temas de sexo y se trata de ir aprendiendo diversas técnicas a lo largo de la relación. Así, pasar de una sexualidad mecánica a otra más imaginativa es una cuestión de tiempo y dedicación.

Por todo ello, hay que dedicar sesiones al amor, al sexo en pareja, al disfrute de los sentidos, postergando otros temas que son los que nos impiden estos emocionantes momentos de placer. La sensualidad en la otra persona debe arraigar y para ello, es necesario dedicarle tiempo a este menester, como algo prioritario de la relación. Hablar de las fantasías eróticas de la otra persona puede ayudarnos a descubrir aquello que realmente le hace feliz, contribuyendo a alcanzar la plenitud sexual y por tanto de la relación.

Las necesidades sexuales y las imágenes que nos forjamos no son iguales entre los sexos; es decir, generalmente una mujer piensa y vive de forma diferente el sexo que el hombre; de ahí que inicialmente el sobreesfuerzo deba realizarlo la mujer para cambiar este concepto tan superficial que la mayoría de los hombres tienen de las relaciones sexuales y porque, sin duda, las fantasías sexuales de la mujer son tan especiales que pueden enseñar mucho más al hombre en temas de sensualidad, que al revés.

La misión es conseguir que el hombre no practique sexo para buscar el orgasmo inmediato o con el único propósito de practicar el coito sino para alcanzar momentos plenos entre los dos. Todo eso sucede porque la mujer desea amar y ser amada, sensualmente; mientras que el hombre, por lo general, busca el placer, fácil y rápido. Esta sabiduría innata sobre lo que es y significa amar es la que debe ser el motor de la enseñanza de la sensualidad en el otro. En pocas palabras: el amor sensual enseña a hacer sexo con amor, y este sentimiento es el único que enaltece al hombre y lo sitúa de frente y positivamente ante el misterio de la vida.

1 Comentario en "Sexo Tántrico: El arte de la sensualidad"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia
¡Cargando los comentarios!

carmina ...

me interesa comprar un libro electronico con informacion tantrica

0

1 de ene, 2013 - 20:58:10

Escribe tu comentario en "Sexo Tántrico: El arte de la sensualidad"

Comenta en Google+