Navidad y alumbrado público

La Navidad y el gasto de luz en las ciudades

El alumbrado público de calles supone el anuncio efectivo de la llegada de las fiestas navideñas y del aumento del gasto energético pero ¿qué medidas adoptan los municipios para reducir este consumo en Navidad?.

El alumbrado público de calles supone el anuncio efectivo de la llegada de las fiestas navideñas y del aumento del gasto energético pero ¿qué medidas adoptan los municipios para reducir este consumo en Navidad?.

El gasto energético es evidente cuando se acerca la Navidad. El alumbrado de calles supone un consumo importante durante los días de festejos, e incluso antes, puesto que muchos municipios ya engalanan sus calles a principios del mes de diciembre.

Con todo, algunos municipios han optado por encender el alumbrado público de las calles dos horas menos cada día para ahorrar un 25 por ciento de electricidad, como es el caso de Murcia. Como ejemplo, este Ayuntamiento gastará unos 1.500 kilovatios de consumo que supondrán un gasto de unos 450.000 euros.

Otro ejemplo es el Ayuntamiento de Málaga que ahorrará el 20 por ciento del consumo eléctrico del alumbrado público gracias al estudio de la Agencia Municipal de la Energía que tramita un primer proyecto para reducir el gasto en las farolas del distrito Centro. Al parecer, el Ayuntamiento invertirá tres millones de euros y el primero de estos proyectos se va a desarrollar en el Centro por 600.000 euros.

En la misma línea se encuentra el Ayuntamiento de Madrid que pretende reducir el consumo un 20 por ciento gracias a la iniciativa "Madrid Ilumina Ahorrando Energía", que forma parte de las acciones de difusión que está llevando a cabo la Consejería de Economía y Consumo de Madrid, a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, en desarrollo del Plan Energético de la Comunidad de Madrid 2005-2012.

Iniciativas similares se están produciendo en Guipúzcoa y Barcelona; la primera pretende reducir el gasto en un 40 por ciento. En el segundo, las luces de Navidad que ornamentan las calles y monumentos de Barcelona durante los 45 días que van a estar encendidas (23 de noviembre al 6 de enero); consumirán un 14 por ciento menos de energía que en 2006, lo que supondrá un ahorro en la factura municipal de un 7 por ciento. Las luces de Barcelona tendrán una potencia de 1.658 kilovatios, frente a los 2.130 del 2006, y su consumo energético será de unos 280 megavatios (MWh), por los 360 MWh de 2006, con un coste de unos 38.000 euros, un siete por ciento menos que en 2006.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Navidad y alumbrado público"

Comenta en Google+